Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policiaca

Cuidacarros es asesinado en estacionamiento de la isla Musala

 El hombre estaba trabajando cuando fue sorprendido por los disparos de arma de fuego.  El crimen ocurrió afuera de un conocido cine y una tienda de telefonía 

Por: Ángel Zamudio

Los peritos hicieron las mediciones del los elementos balísticos.(Foto: El Debate)

Los peritos hicieron las mediciones del los elementos balísticos. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- En el estacionamiento de una reconocida plaza comercial en la isla Musala fue asesinado la tarde del lunes un hombre que trabajaba en dicho asentamiento como cuidacarros.

Fueron padre e hijo del hoy occiso quienes lo identificaron con el nombre de Luis N., de 46 años, con domicilio en el fraccionamiento Santa Fe.

De cómo ocurrieron los hechos no se dieron muchos detalles, pero se dijo que la víctima hacía sus labores cuando fue sorprendida por los disparos que recibió a corta distancia.

Extraoficialmente se habló de una persona que resultó herida tras el ataque, la cual fue llevada de urgencia a una clínica particular.

Vista aérea de la escena del crimen. Foto: El Debate

Movilización

Rondaban las 15:00 horas cuando a los números de emergencia llegó el reporte de manera anónima sobre el atentado en la concurrida plaza por lo que de inmediato acudieron al lugar las diversas corporaciones de Seguridad Pública para atender el llamado.

A la llegada de los elementos policiales se confirmaba el homicidio al encontrar al infortunado tendido bocarriba con los brazos en forma de cruz afuera de una conocida tienda de telefonía móvil y junto a un vehículo Nissan Altima, color blanco, que estaba estacionado cuando pasaron los hechos.

La versión sobre el presunto herido surgió cuando llegaron los uniformados, a quienes se les dijo que el afectado había sido llevado a que recibiera atención médica.

Tras la confirmación del asesinato los uniformados prosiguieron con el acordonamiento de la zona para el resguardo de la escena del crimen y los posibles indicios, ya que junto al cuerpo se localizaron un total de ocho casquillos percutidos de calibre nueve milímetros.

Una de las personas que estaba en el lugar mencionó que el ahora fallecido estaba hablando por teléfono cuando fue atacado.

Peritaje

Agentes del Ministerio Público llegaron al sitio acompañados de los peritos de la Fiscalía General de Justicia para dar comienzo a las diligencias y la recolección de pruebas.

Cuando se hacía el peritaje se desconocía la identidad del hombre y a mitad de los trabajos llegaron al mismo tiempo el hijo y el papá, quienes lo reconocieron por los tatuajes que tenía en el cuerpo.

Del lugar se recolectaron ocho casquillos de arma corta y un celular, entre otros indicios.

Al revisar el cuerpo, los peritos descubrieron que fueron en total seis impactos de bala los que recibió el infortunado en el pecho y la cabeza mientras que otros dos disparos dieron en el automóvil que estaba estacionado.

Posteriormente se pidió el traslado del cadáver al Servicio Médico Forense para los trámites legales y los exámenes de laboratorio reglamentarios.

En esta nota: