Opinión

Sigue el fenómeno AMLO en Sinaloa

SINALOA

Por  Opinión Estatal

Con fuerza y un arrastre inusual para cualquier político llegó ayer nuevamente a Sinaloa el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El aeropuerto de Culiacán se saturó de personas que fueron a esperar al presidente, unos para apoyarlo y algunos otros para hacerle peticiones, como las viudas de los policías. 

El presidente llegó a la capital del estado para después ir a la cabecera municipal de Badiraguato, tierra a la que un día antes, en su conferencia mañanera, había pedido no estigmatizar.
Ahí dijo que el compromiso de su gobierno es apoyar a los jóvenes con estudio y empleo para darles otras alternativas y evitar que se vayan por el camino equivocado.

Incluso, insistió en que, por esencia, el mexicano es una buena persona y trabajadora, pero las circunstancias lo han obligado a delinquir, pero aseguró —como lo ha dicho otras veces, sobre otros problemas— eso ya se acabó.

Durante la mañana de hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador tendrá un evento más en el municipio de Tamazula-Durango, y por la tarde encabezará en Mazatlán la presentación del programa Integral de Desarrollo Bienestar, en el estadio Teodoro Mariscal.

El presidente pernoctará en Mazatlán la noche de este sábado, para el domingo vía terrestre trasladarse a El Salto, Durango, para presentar el programa Sembrando Vida, que implica plantar millones de árboles maderables en todo el país. 

Antes de irse, se llevará muchas peticiones de Sinaloa, como siempre pasa con los presidentes, aunque el acceso que tienen los ciudadanos con la figura presidencial fomenta el contacto más directo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo