Muerto encontrado con un carrito de juguete en El Palmito tenía 18 años

El cuerpo muerto encontrado con un carrito de juguete en la mano en un estacioamiento en la colonia El Palmito tenía 18 años de edad

Por  Ángel Zamudio

Investigadores del grupo Águila se encargaron de la investigación.(Foto: El Debate)

Investigadores del grupo Águila se encargaron de la investigación. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- En el estacionamiento de un conocido supermercado ubicado en la colonia El Palmito fue encontrado ayer, a muy temprana hora, el cuerpo semidesnudo, torturado y ultimado a balazos de un joven de 18 años y que además tenía un carrito de juguete en la mano.

El ejecutado respondía al nombre de Emilio N., de 18 años de edad, con domicilio en Infonavit Barrancos, a quien los asesinos le dejaron un carro de juguete en la mano derecha. 

Macabro hallazgo

La localización del cadáver se hizo aproximadamente a las 6:20 horas, cuando personas que llegaban al estacionamiento lateral de la conocida tienda observaron el cuerpo con las manos extendidas junto a la barda del establecimiento.

Los denunciantes no dudaron en dar aviso a las autoridades para que acudieran a revisar el hallazgo que acababan de hacer.

Los peritos revisaron a detalle el carrito que fue encontrado en la mano de la víctima, con el fin de localizar alguna huella de quien se lo colocó y así tener un indicio más sobre el crimen. Foto: El Debate

Agentes de Seguridad Pública del municipio fueron avisados desde la base de operaciones y se les ordenó ir a la ubicación para verificar el reporte.

Los policías llegaron rápidamente al estar cercanos al lugar, y confirmaron que se efectivamente se trataba de una persona sin vida asesinada cruelmente.

La escena del crimen fue delimitada con la cinta de precaución por parte de los uniformados, que posteriormente pidieron la presencia de investigadores y peritos de la Fiscalía

Diligencias

Los encargados de llevar a cabo los trabajos de peritaje llegaron y de pronta manera se dispusieron a trabajar en el área para hacer la recopilación de evidencias que aportarán al caso.

Fue al estar haciendo el peritaje cuando se pudo apreciar que el occiso tenía empuñado en su mano derecha un carrito de juguete color blanco, situación que llamó la atención de los peritos.

Según los datos que se dieron en el lugar, la víctima presentaba severos golpes en el cuerpo y tenía por lo menos cinco impactos de bala que le desfiguraron el rostro. 

A falta de rastros de violencia y elementos balísticos, se especuló que el infortunado fue golpeado y después asesinado en otro lugar, y posteriormente fue dejado por los presuntos responsables en el sitio ya descrito. 

Las diligencias culminaron cuando se hizo la breve revisión de las pertenencias del fallecido, debido a que solo traía puesto un pantalón de mezclilla hasta las rodillas.

El cadáver fue transportado al anfiteatro donde después fue identificado legalmente.