Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Policiaca

Sorprenden a dos jóvenes y los asesinan afuera de un negocio de la Toledo Corro

Los hechos ocurrieron en la colonia Toledo Corro; a las víctimas les dispararon con armas cortas

Por: Hernán Alfáro

Socorristas solo acuden para informar a la Policía sobre el deceso de las víctimas(Foto: Hernán Alfaro)

Socorristas solo acuden para informar a la Policía sobre el deceso de las víctimas | Foto: Hernán Alfaro

Culiacán, Sinaloa.- Con arma de grueso calibre, dos jóvenes fueron asesinados a balazos la mañana de ayer en la colonia Toledo Corro.

Estaban afuera de un negocio dedicado a la venta de materiales para la construcción.

Hasta el cierre de la presente edición se desconocía los datos generales de las víctimas, solo que aparentaban tener entre 30 a 35 años de edad.

Los hechos

A escasos minutos de que dieran las 10:00 horas se escuchó una serie de detonaciones de arma de fuego por la calle Mina de Cosalá, las cuales hicieron eco en los alrededores.

Esto generó temor y sorpresa para los vecinos, quienes se resguardaron en sus casas.

Cuando cesaron los disparos, salieron a ver qué estaba sucediendo.

Dos jóvenes yacían tirados sobre la tierra detrás de un automóvil Toyota Corolla de modelo reciente.

En esos momentos la sangre ya escurría, mientras que el olor a pólvora comenzaba a expandirse hasta disolverse entre el aire.

Los colonos no duraron ni un momento en tomar sus teléfonos móviles y reportar a los números de emergencia.

Policías municipales que están encargados del sector comenzaron a llegar en varias patrullas.

Además, policías ministeriales daban apoyo.

Pese a su presencia, no se logró localizar al responsable de haber disparado, al parecer, a corta distancia en contra de dos jóvenes.

Los uniformados acordonaron varios metros a la redonda, cerrando los pasos vehicular y peatonal.

Surgieron algunas versiones de cómo pudieron haber ocurrido los hechos.

Una de ellas es que según una tercera persona estaba con los hoy occisos y, por razones desconocidas, discutieron, este sacó su arma y comenzó a dispararles a quemarropa.

Aunque también se comentó que los responsables habían llegado en una motocicleta.

Policías investigadores del grupo Águilas acudieron para hacerse cargo de las diligencias y ser ellos quienes iniciaran una carpeta de investigación para deslindar responsabilidades.

Paramédicos de Cruz Roja se presentaron para confirmar que habían recibido balazos en la cabeza, lo que provocó expulsión de masa encefálica.

Los vecinos comenzaron a colocarse detrás de la cinta amarilla observando los cadáveres.

Tal era el desconcierto para un grupo de mujeres que no asimilaba el atentado.

¿No vendrían a comprar material los pobres?

Decía una de ellas. Otras más dijeron que el carro que estaba junto a ellos no lo habían visto pasar por las calles del sector.

Otro señor confundió el sonido de los disparos con el estallido de cohetes, y consideró que ese detalle originó que no le tomara mucha importancia.

Peritaje

Una vez que la escena del crimen estuvo asegurada, peritos criminalistas se hicieron cargo del área.

Fueron fijando las evidencias, fotografiando el lugar, trazando algunas medidas y revisando los cuerpos.

Posteriormente levantaron los cascajos percutidos, y momentos después ordenaron el retiro de los cuerpos para que les practicaran las autopsias de ley en el anfiteatro.

En esta nota: