Ataque a balazos contra policías estatales deja un agente herido

Los oficiales estaban afuera de un salón de fiestas cuando fueron atacados desde un vehículo en movimiento

Por  Hernán Alfáro

Las autoridades abarrotaron el lugar(Foto: Marco MIllán / El Debate)

Las autoridades abarrotaron el lugar | Foto: Marco MIllán / El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Un supuesto ataque a elementos de la Policía Estatal en la colonia Miguel Hidalgo dejó como saldo un agente herido y vehículos con daños por impactos de bala.

Un fuerte dispositivo se generó durante la agresión, ocurrida la madrugada del jueves en las afueras de un salón de fiestas, ya que se activó el botón de pánico, provocando que las fuerzas policiales de todas las corporaciones se trasladaran al lugar del ataque para apoyar, quienes al llegar observaron a uno de los policías herido del tobillo y de inmediato lo transportaron a bordo de una patrulla a un hospital. 

El ataque

De acuerdo con la información que se pudo obtener en el lugar de los hechos, todo ocurrió en el cruce de la calle Mariano Escobedo y el bulevar Sabinos, en la colonia mencionada, aproximadamente a las 00:40 horas.

Uno de los autos estacionado fuera del salón de fiestas terminó con un impacto de bala. Foto: Marco Millán / El Debate

Presuntamente, los uniformados se encontraban afuera de un salón de fiestas, donde se amenizaba una celebración, cuando un automóvil del que no se dieron características pasó por el sitio y tomaron por sorpresa a los elementos de Seguridad Pública, disparándoles en repetidas ocasiones.

Una vez que se activó el botón de pánico y los elementos de todas las corporaciones mencionadas fueran alertados, policías municipales llegaron primero al lugar y solo encontraron a un oficial herido del tobillo.

Posteriormente comenzaron a llegar más elementos que reaccionaron a la alerta; sin embargo, de los posibles agresores no se tuvo ningún rastro y, a pesar de que se implementó un despliegue de búsqueda por el sector, no se pudo localizar a los hombres armados.

Fuera del salón de fiestas, ubicado en el mismo cruce, había una decena de autos estacionados, y en uno de ellos se podía apreciar el impacto de una bala, mientras que cerca de una camioneta había sangre en el suelo.

Junto a la camioneta, además de encontrarse algo de sangre, se encontró un pedazo de esquirla. Curiosamente, no se encontraron casquillos de bala en los alrededores, lo que hace sospechar que estos fueron levantados del lugar para dejar menos evidencia. 

Atención del caso

Sobre los motivos que provocaron el ataque armado, solo se mencionó que los policías estaban detenidos, cuando de pronto fueron atacados, y los afectados no pudieron ver cuántos agresores fueron en total y en qué vehículo se transportaban.

Asimismo, al lugar no llegaron peritos para recabar información ni para tomar el parte de los hechos, por lo que se desconoce cómo es que se procederá con la investigación del supuesto ataque armado. 

Respecto a este caso, sobresalió que el personal forense no se presentó en el lugar, a pesar de que había evidencias claras, como esquirlas y daños en los automóviles, los cuales debieron ser objeto de investigación, ya que se cometió una agresión directa contra los uniformados, además de que uno de ellos salió herido y necesitó ser llevado a un hospital para que recibiera atención médica y evitar peores consecuencias.