No Usar

CEDH inicia expediente de queja por suicidio de infractor

El organismo pidió a mandos de la corporación policiaca tener más cuidado en el resguardo de los internos, sobre todo destinar más personal y corregir fallas en cámaras de videovigilancia

Por  Andres Mariscal

En las celdas de Barandilla de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal en 2017 ocurrieron dos suicidios de infractores.(EL DEBATE)

En las celdas de Barandilla de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal en 2017 ocurrieron dos suicidios de infractores. | EL DEBATE

Los Mochis, Sinaloa.- Ante el nuevo caso de suicidio en celdas de la Policía Municipal registrado hace unos días en El Carrizo, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) pidió a los mandos de la corporación que se tomen las medidas necesarias para garantizar la integridad física de los infractores. 

El organismo inició de oficio el expediente de queja por el suicidio del joven Érick Uriel ocurrido el pasado 19 de noviembre de este año. 

Él fue arrestado a petición de la familia porque andaba muy alterado, y supuestamente después sería llevado a un centro de rehabilitación, situación que no se dio debido a que el joven se ahorcó con una sábana en una de las celdas de la comandancia de la Policía Municipal de El Carrizo, donde se encontraba bajo resguardo de elementos de esa corporación. 

La visitadora de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en la zona norte del estado, María Araceli Sepúlveda Sauceda, consideró necesario que la Policía Municipal asigne personal para que de forma permanente esté al cuidado de los detenidos para garantizar la seguridad física y emocional de cada uno de ellos, porque es reprobable que sigan presentándose más suicidios de infractores. 

En respuesta al suicidio presentado en las celdas de la Policía Municipal de El Carrizo, el director de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Juan Francisco Fierro Gaxiola, horas después reconoció algunas deficiencias en las celdas como las fallas de las cámaras de videovigilancia, por lo que la visitadora regional de la Comisión Estatal de Derechos Humanos hizo un llamado para que se corrijan esas fallas y se eviten más casos similares. 

Sepúlveda Sauceda comentó que es lo peor que puede suceder en estos centros de detención, y más si una persona recurre a ellos para pedir su apoyo para el arresto de un familiar confiando en que ahí estarán seguros, como sucedió en El Carrizo. 

Y ese no es el único caso de decesos en instalaciones de esa corporación, toda vez que en agosto de este año también una familia de la colonia Teresita pidió el apoyo de agentes de la Policía Municipal para que arrestaran a un consanguíneo y este supuestamente falleció en la caja de una patrulla al momento de llegar a la corporación ubicada en Macario Gaxiola y 2 de Abril. 

Recomendación

María Araceli Sepúlveda Sauceda recordó que en el 2016 otro infractor se suicidó en las celdas de la Policía Municipal en San Miguel, y ahí también se detectaron muchas deficiencias, por lo que se realizó una recomendación al respecto.