No Usar

Atropellado y a pedradas le dan muerte a uno en Culiacán

La víctima recibió varios golpes en la cabeza; se dijo que también fue atropellado por los responsables del asesinato

Por  Ángel Zamudio

Algunas de las piedras con las que se golpeó al joven quedaron manchadas de sangre a metros del cuerpo.(Foto: Marco MIllán / EL Debate)

Algunas de las piedras con las que se golpeó al joven quedaron manchadas de sangre a metros del cuerpo. | Foto: Marco MIllán / EL Debate

Culiacán, Sinaloa.- El cuerpo de un individuo asesinado a golpes con piedras fue encontrado a muy temprana hora del domingo en una de las calles de la colonia Amado Nervo. 

Según las autoridades, el hoy occiso recibió golpes contundentes con piedras que se localizaron, una junto al cadáver y otra a unos metros de distancia.

El infortunado llevaba por nombre Luis Leonel N., de 40 años de edad, con domicilio en la colonia Buenos Aires. Al momento de quitarle la vida se pudo apreciar que llevaba como vestimenta un pantalón café, camisa tipo polo negra con rayas blancas, chamarra blanca y tenis en color negro.

Extraoficialmente se informó que la víctima fue atropellada, no se sabe si antes o después de haber sido privada de la vida.

Peritos revisan el cuerpo del joven asesinado en la colonia Amado Nervo. Foto: Marco Millán / El Debate

El reporte

Uno de los vecinos del sector fue quien dio el reporte alrededor de las 4:50 horas al ver el cadáver en la esquina de la calle Cerro Guapo, entre Juventino Rosas y Pedro Infante Cruz, a unos metros de la avenida Álvaro Obregón.

Policías Municipales que rondaban dicha colonia recibieron la denuncia y acudieron al lugar, encontrando al ahora fallecido tendido bocabajo con fuertes heridas expuestas en el cráneo.

Acordonaron el área, ya que a un costado del hombre se encontró una roca ensangrentada con la que al parecer los presuntos responsables lo golpearon, asegurándose de arrebatarle la vida.

Por las condiciones en que se encontró, surgió la versión de que pudo haber sido atropellado intencionalmente, ya que había huellas de llantas sobre el cuerpo.

Los vecinos que empezaban a salir de sus casas no daban crédito a lo que miraban, pues comentaron que no habían escuchado nada durante la madrugada; fue por el despliegue de patrullas que decidieron salir para llevarse la sorpresa de que había ocurrido un asesinato.

Peritaje

Al confirmarse el homicidio, los peritos de la Fiscalía acudieron al sitio para hacer las diligencias del violento crimen.

Investigadores del grupo Águila también llegaron para realizar las indagatorias. Se entrevistaron con algunos vecinos, pero no pudieron obtener datos de los presuntos responsables.

Los especialistas revisaron el área minuciosamente en busca de todo tipo de indicios. Entre ellos resaltó la piedra con la que golpearon a la víctima, provocándole expulsión de masa encefálica. En el barrido de la zona encontraron una segunda piedra.

Posteriormente, uno de los investigadores giró la orden para llevar al individuo al anfiteatro, para su posterior identificación y entrega.