Joven enfermero muere al caer en un canal con su carro

El accidente ocurre en el puente de la comunidad de El Limoncito, en el municipio de Navolato

Por  Ángel Zamudio

> Las personas se aglomeraron en el lugar para observar el cuerpo y los trabajos de peritos.(Foto: Guillermo Vega / El Debate)

> Las personas se aglomeraron en el lugar para observar el cuerpo y los trabajos de peritos. | Foto: Guillermo Vega / El Debate

Navolato, Sinaloa.- El domingo por la mañana ocurrió una tragedia en la comunidad de El Limoncito, Navolato, después de que un joven, de quien se dijo que era enfermero, perdió la vida al caer en su automóvil a las aguas del canal Rosales.

El ahora fallecido fue identificado como Luis Fernando N., de 25 años de edad, vecino del municipio de Eldorado.

Asimismo, las autoridades informaron que el finado iba acompañado de una joven, también enfermera, de nombre Brenda Alejandra N., de 22 años de edad, la cual logró ponerse a salvo por sus propios medios, quien sería atendida en el lugar. 

Forenses comienzan las diligencias para levantar el cadáver del joven enfermero y llevarlo al Semefo. Foto: Guillermo Vega / El Debate

La tragedia

De acuerdo con los primeros informes, los dos jóvenes iban a bordo de un vehículo Nissan Versa color gris de modelo reciente, aproximadamente a las 07:00 horas, con rumbo a la capital sinaloense después de que presuntamente estuvieran en un convivio en la comunidad de Bachimeto.

Las causas de la tragedia no se especificaron, pero se dijo en el lugar de los hechos que el conductor perdió el control del volante al tomar la curva que esta antes del puente de El Limoncito y se fue directo al canal.

Después de la caída, la mujer hizo todo por salir y logró ponerse a salvo, llegando a la orilla, pero Luis Fernando no pudo salir debido a que quedó atorado entre el asiento del conductor y el volante.

Algunas personas que miraron justo cuando ocurrió el accidente se acercaron para ayudar, mientras que otros llamaban a los números de emergencia pidiendo el apoyo de pronta manera, ya que un hombre estaba sumergido dentro del afluente y no se sabía nada de él.

Los Bomberos de Navolato llegaron rápidamente y se dispusieron a prestar la ayuda, y, tras ingresar al agua, confirmaron el deceso del joven.

Policías Municipales del municipio cañero de inmediato acordonaron la zona y pidieron la presencia de los peritos para realizar las diligencias.

Paramédicos de Cruz Roja también se dieron cita en el sitio y atendieron a la fémina de heridas leves y una crisis nerviosa. Pobladores llegaron en buen número después de que se supiera lo de la tragedia. 

Peritaje

Los bomberos ya esperaban la instrucción del personal forense después de que terminaran con el registro de imágenes y de hacer las mediciones del trayecto que tomaron los afectados antes del incidente.

Al concluir los trabajos de campo de la zona se dio la orden a los rescatistas para que procedieran a rescatar el cuerpo y así los especialistas siguieran con la investigación.

El personal de la Fiscalía siguió con los trabajos al revisar el cadáver. Ya que tuvieron toda la información del suceso, un agente del Ministerio Público giró la orden de llevar los restos al anfiteatro para seguir con los estudios y la necropsia. Después llegaría una grúa para sacar la unidad del agua y trasladarla a una pensión. 

Extraoficialmente se dijo que no se encontraron bebidas embriagantes en el interior.