No Usar

Carambola en El Salado deja 3 niños heridos y un hombre muerto

 El percance ocurrió en la carretera México 15, a la altura de La Palma, perteneciente a El Salado; además del deceso, se reportaron cinco heridos

Por  Ángel Zamudio

Un bombero observa dónde quedó el cuerpo.(Foto: Luis Pérez / El Debate)

Un bombero observa dónde quedó el cuerpo. | Foto: Luis Pérez / El Debate

Culiacán, Sinaloa.- El sábado por la noche sucedió un trágico accidente en el que tres automóviles se vieron involucrados en una carambola, dejando como saldo varios heridos, entre ellos tres niños, y un hombre sin vida al quedar prensado en una de las unidades.

El percance ocurrió en la carretera México 15, a la altura de La Palma, perteneciente a El Salado.

De la identidad del fallecido y los heridos no se dieron datos.

El accidente

El reporte de la carambola fue aproximadamente a las 22:20 horas, donde debido a la presencia de niños se encendieron las alarmas de los grupos de rescate, los cuales se dirigieron de prontamente al lugar de los hechos.

Los vehículos involucrados fueron una camioneta Nissan Marine color arena, un Cadillac negro y una Tornado blanca, donde quedaría sin vida el hombre.

Extraoficialmente se dijo por parte de las autoridades que los tres carros iban de sur a norte cuando una de las unidades chocó a otro y tras eso se dio la carambola.

Tras la colisión de los automóviles se dio aviso al 911. Respondieron al llamado Bomberos y paramédicos de Cruz Roja, estos últimos trasladaron a dos hombres lesionados a un hospital de la capital sinaloense, mientras que a los menores los llevaron al Hospital Pediátrico en carros particulares.

Atención del caso

Tras tener conocimiento de lo que había pasado, policías y tránsitos llegaron al sitio, donde se encargaron de acordonar el lugar y prevenir otro accidente, ya que había escombros en la carretera.

Posteriormente llegarían los rescatistas, quienes trabajaron varios minutos y trasladaron a los heridos; mientras que los Bomberos se encargaron de rescatar el cadáver del infortunado de entre los fierros retorcidos después de que los peritos, que ya habían llegado, dieran la orden y así seguir con las diligencias revisando el cuerpo.

Ya terminados todos los trabajos de campo, se retiró al fallecido para que fuera depositado en el Semefo. Con la ayuda de grúas, los autos fueron llevados a una pensión.