Video. Salvan a joven que cae a las profundidades de una noria

El incidente ocurre en el rancho La Guadalupana, ubicado al sur de la ciudad, pasando la comunidad de La Laguna Colorada y el autódromo

Por  Ángel Zamudio

Momento en que bomberos finalmente sacan al joven del pozo(Foto: El Debate)

Momento en que bomberos finalmente sacan al joven del pozo | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Lo que parecía una tarde normal para el trabajador de un rancho casi termina en tragedia, pues el joven cayó a un pozo tipo noria de aproximadamente veinte metros de profundidad.

El accidente ocurrió al sur de la salida de la ciudad en el rancho La Guadalupana, ubicado por una brecha que conecta con la carretera México 15, pasando la comunidad de La Laguna Colorada y el Autódromo.

Omar N., de 26 años de edad, originario de Las Tapias, cayó accidentalmente al pozo cuando presuntamente intentaba poner una bomba extractora de agua y por un descuido se fue al fondo, donde por más de una hora luchó por no sumergirse al agua mientras llegaban los grupos de rescate y hacían todo lo posible por flotar en los más de cinco metros de agua de profundidad. 

El auxilio

Tras la alarmante llamada de uno de los empleados que miró la caída, los diferentes grupos de rescate se movilizaron al lugar, y pasados algunos minutos llegaron para encargarse de la situación.

Bomberos, Protección Civil, Cruz Roja y elementos policiales actuaron en conjunto para realizar las maniobras.

Un joven bombero arriesgando también su vida se adentró a las profundidades.

El lesionado intercambiaba algunas palabras con el personal de rescate diciéndoles que se encontraba bien, pero eso era incierto, ya que por la altura se temía que tuviera golpes de consecuencia.

Los bomberos colocaron la escalera de emergencias del camión para que funcionara como base al bajar y subir del pozo. Foto: El Debate

Apoyados con sogas y equipo de rapel, poco a poco fueron bajando al rescatista y al llegar a donde estaba el joven Omar inició a tranquilizarlo y lo aseguró con un arnés.

Arriba esperaron la señal, que, en cuanto la tuvieron, unieron fuerzas y entre todos jalaron al mismo tiempo, y fue así como la víctima iba mirando la luz de la salida.

Una vez que estuvo afuera, el trabajador dio una señal con el dedo que se encontraba bien y lo subieron a una camilla para que fuera trasladado a la brevedad a un hospital para que se valorara su integridad.

La pronta reacción fue primordial para que el incidente no acabara en tragedia. 

Labor

Al término de las maniobras, los grupos de auxilio se mostraban contentos por haber llevado a cabo el salvamento. Óscar Daniel, quien fue el encargado de ayudar en el rescate, comentó que con este caso es la séptima vez que realiza un rescate de ese tipo, por lo que los compañeros optaron por que fuera el quien bajara al pozo.

Asimismo, el ‘tragahúmo’, quien desde los diez años acude a la estación de bomberos por ser hijo de uno de los elementos, mencionó que todo fue trabajo en equipo y que gracias a los compañeros y al entrenamiento que llevan todo acabó en buen término.