Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Política

Economía social puede brindar bienestar a la población

El titular del INAES señaló que, a raíz de la imagen distorsionada del concepto, en México no se ha logrado un mayor crecimiento en sectores vulnerables donde se registra pobreza

Por: Manuel Campaña Padilla

Diputados locales y federales, durante el foro celebrado en el Congreso.(Foto: El Debate)

Diputados locales y federales, durante el foro celebrado en el Congreso. | Foto: El Debate

Culiacán, Sinaloa.- Una mejora en la distribución de la riqueza a través de la economía social, será la estrategia del presidente Andrés Manuel López Obrador para mejorar la calidad de vida de los mexicanos, indicó el director del Instituto Nacional de Asociativismo  y Economía Social (INAES), Juan Manuel Martínez Louvier.  

A pesar de que en el imaginario colectivo la economía  social se entiende como una cuestión pequeña y sin mayor relevancia, esta representa una innovación social, debido a que algunos procesos históricos no le han permitido florecer.

Transformación

En el caso específico de México, señaló que ha transformado realidades profundas a través del fomento en las actividades económicas en lo sectores más vulnerables de la población en diferentes regiones.

Enfoques como este tiene el de la cuarta transformación, que tiene un Gobierno que está para las personas

Por su ubicación geográfica y recursos naturales, México reúne todas las condiciones para que la mayoría de la población encuentre un bienestar en todos los aspectos, por ello la necesidad de elevar la producción en los estratos  más bajos; buscar mecanismos de economía social en su impacto positivo en la gente, a través de que no solo unos ganen mucho, sino que todos puedan acceder al desarrollo en un entorno de mercado en crecimiento.

La desigualdad a niveles mundial y nacional han incrementado la brecha de las personas que lo tienen todo, en cuestión servicios públicos, calidad de vida, empleos mejor pagados, en contraste al ciudadano común que sobrevive con menos de cinco dólares diarios.

Estas condiciones de vida tienen ubicado al país en los niveles más altos de desigualdad. 

A través de modelos funcionales, como es el caso de cooperativas, la economía social brinda el proceso de convertirse en iniciativa privada.

En esta nota: