No Usar

Pueblo con corazón caliente, pero con la cabeza fría: AMLO

López Obrador participó en su Segunda Consulta Nacional y dio fecha para la tercera de ellas, en la que los ciudadanos podrán decidir si se persigue a los expresidentes corruptos o que sea punto final

Por  David Ortega

López Obrador informó que los ciudadanos podrán decidir si se persigue a los expresidentes corruptos de México. Foto: El Debate / David Ortega

López Obrador informó que los ciudadanos podrán decidir si se persigue a los expresidentes corruptos de México. Foto: El Debate / David Ortega

Ciudad de México.- Durante su participación en la Segunda Consulta Nacional, en la que entre otros temas se somete a votación el proyecto del Tren Maya –cuya inversión y fecha de inicio de obra ya están definidos-, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, adelantó que el próximo 21 de marzo los mexicanos podrán decidir si se debe iniciar proceso legal en contra de los últimos presidentes de México, desde Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto, por actos de corrupción.

«Los mexicanos decidirán libremente si se abren expedientes para procesar a los expresidentes de México; Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña Nieto», afirmó el tabasqueño.

En el marco de la Segunda Consulta Nacional, 10 temas prioritarios para México, que inició este sábado, López Obrador, presidente electo de México, acudió al centro de Tlalpan en compañía de su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, para participar e informar sobre esta tercera consulta en medio de todas las críticas que ha recibido por este borrón y cuenta nueva para los exmandatarios mexicanos que ha propuesto.

«Quiero aclararles que esa amnistía, de aprobarse, es para los que se van, para los que estuvieron en el periodo neoliberal. Hacia adelante, cero corrupción, cero impunidad, trátese de quien se trate. Se va a acabar la corrupción, me canso ganso», dijo el presidente electo.

Propone poner punto final
López Obrador afirmó abiertamente que él está de acuerdo con no ir tras los políticos corruptos para poner punto final a la historia horrorosa, trágica y de corrupción del país y con ello se pueda comenzar una nueva etapa.

“Que no nos empantanemos persiguiendo a nadie ni enjuiciando a nadie”, dijo el próximo presidente de México.

Aseveró que en su gobierno ya no habrá partidas de moches, ni se manejará el presupuesto de manera discrecional. De ahí que incluso advirtiera a los gobernadores que no se sentará a negociar con ellos para que hagan uso de un presupuesto extraordinario.

“Eso se acabó, ya no hay esos acuerdos, esas transas que se hacían. Eso yo creo que los trae nerviosos porque no ha habido estos acuerdos ni los habrá”, dijo.

Andrés Manuel López Obrador. Foto: Miguel Fuantos / Reforma

Cabeza fría
Advirtió que no será rehén de nadie y que no se dejará chantajear por nadie.
En cuanto a someter a consulta ciudadana si se debe o no poner punto final a los actos de corrupción hechos por políticos del más alto nivel, como los últimos expresidentes, López Obrador aseveró que la ciudadanía quiere avanzar para que ocurra la cuarta transformación.

“Es un pueblo que tiene mucho corazón, pero que también tiene la cabeza fría, y aunque tiene el corazón caliente mantiene la cabeza fría”, dijo.

Por lo que, para él, el pueblo de México está pensando en el cambio y la transformación, en que ya no siga el país sumergido en la corrupción, afirmó.

AMLO advirtió que no será rehén de nadie y que no se dejará chantajear por nadie. Foto: Amlo.org

Insistió que estas consultas son la muestra de la democracia participativa, por lo cual, al ser presidente, hará lo correspondiente para reformar el artículo 35 de la Constitución para que se den todas las facilidades a los ciudadanos para que puedan solicitar la celebración de consultas en temas trascendentes e importantes sin censura, sin limitaciones y sin obstáculos, y de esa manera la sociedad lo ayude a gobernar «un gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo», señaló.

AMLO aseveró que, una vez hecha esta reforma, la próxima consulta se realizará el 21 de marzo, en la que también se consultará si la ciudadanía está de acuerdo o no en la creación de la Guardia Nacional y en que el presidente reciba asesoría de empresarios.

En cuanto a la reforma del artículo 35, López Obrador afirmó que se dará el proceso adecuado para realizarlo, y el cual espera que no sea tardado, pues señaló que en la nueva legislatura del Congreso de la Unión ya no habrá «congeladora» para las iniciativas.