Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Aumenta el precio de la vivienda nueva en México y Sinaloa

El encarecimiento del cemento y el acero derivó en mayores precios para las casas nuevas, por lo que la población recurre a la compra de inmuebles de segunda mano

Por: Ramón Verdín

Foto: El Debate(Foto: El Debate)

Foto: El Debate | Foto: El Debate

Sinaloa.- La opción de comprar una vivienda de segunda mano cada vez cobra mayor auge entre los niveles socioeconómicos bajo y medio bajo, determinaron expertos luego de verificar la tendencia al alza que tiene el costo de una casa nueva con crédito hipotecario garantizado, de acuerdo con el Índice de Precios de la Vivienda en México 2018 (IPVM).

Leer también: Incendio en una vivienda arrasa con muebles y ropa

Emitido por la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), el IPVM estableció que durante el segundo trimestre del 2018 a nivel nacional el costo de una casa habitación nueva pasó de 132.0 a 145.1 puntos, lo que establece una diferencia de 13.1 puntos. En términos netos, el incremento fue del 9.3 por ciento. 

Foto: El Debate

A nivel estatal, las estadísticas también externaron un encarecimiento, al pasar de 128.9 puntos en el segundo trimestre del 2017 a 141.7 puntos en 2018, lo que evidencia un aumento de hasta 12.8 puntos, equivalentes al 9.4 por ciento.

Leer también: El nuevo modus operandi de los robacarros

De acuerdo con Esteban Morales Osuna, presidente de la Cámara Nacional de Desarrolladores de Vivienda (Canadevi), en la zona norte del estado, el efecto se dio de manera paulatina debido al incremento en el precio de los insumos, mismos que son empleados para cualquier tipo de vivienda, por lo que es el cliente final el que se ve afectado. No obstante, los empresarios del ramo buscarán la manera de no perjudicar a los compradores.

Insumos caros 

«El aumento ha sido generalizado, el cemento, el concreto que se usa, es el mismo para una casa residencial o de interés social. En este último caso, tratamos de ajustar los precios de venta». 

El representante de la iniciativa privada abundó que las tazas de interés de los créditos hipotecarios crecieron un diez por ciento en el último año, lo que mermó la capacidad de compra.

«Hay insumos que han tenido incrementos de más del 20 por ciento, la inflación generalizada es un promedio de muchos artículos, pero hay unos en particular, como la gasolina, el diesel o los materiales de construcción que tienen costos muy altos», aceptó Morales.

Opciones de compra 

Por su parte, Gloria Anna Gutiérrez Espinoza, presidenta del Colegio de Arquitectos del Norte de Sinaloa, aclaró que Sinaloa está catalogado en el ámbito federal como una zona cara, por lo que un IPVM menor al nacional es un avance.

«El factor turismo es muy importante en el estado; sin embargo, existen sueldos muy bajos. No siempre ha sido así, ya que en ocasiones la vivienda se encarece demasiado. Está en auge la vivienda usada: la rescatan y la ponen en subasta». Asimismo, Gutiérrez argumentó que es el nivel medio bajo de la población es el que recurre a esta práctica.

En este tenor, la arquitecta reconoció que los pequeños ejecutores de vivienda no están en la disposición para negociar precios congelados por mucho tiempo, mientras que las empresas grandes, por volumen, dan opciones más estables a los clientes. 

Finalmente, Gutiérrez Espinoza observó que existe una moda por los denominados circuitos cerrados, destinados a un ingreso medio o medio superior.

Se están manejando muchos las llamadas privadas con enfoque al interés social. Últimamente eran opciones exclusivas para la clase alta

En esta nota: