No Usar

15 por ciento de los migrantes podrá solicitar asilo: Méndez

Gobiernos de América Central y del Norte, junto a empresarios, deberán trabajar conjuntamente para solucionar el tema migratorio, dice el ministro Bernardo Méndez

Por  Ramón Verdín

Bernardo Méndez Lugo, Ministro del Servicio Exterior.(Cortesía)

Bernardo Méndez Lugo, Ministro del Servicio Exterior. | Cortesía

Más de cinco meses tomará a un migrante centroamericano en México la solicitud de asilo en Estados Unidos, aunado al cierre del Gobierno ejecutado por el presidente Donald Trump hace 33 días, debido a que el Senado ha bloqueado la posibilidad de levantar un muro fronterizo entre México y la Unión Americana, situaciones que podrán en jaque los distintos niveles de Gobierno en la República mexicana, manifestó el ministro en retiro del Servicio Exterior, Bernardo Méndez Lugo, hoy director ejecutivo de la fundación promigrante América Sin Muros AC. 

La Cumbre del Pacto Mundial para la Migración en Marrakech estipuló la salvaguarda y la cooperación transfronteriza para proteger los derechos de los migrantes, tratado internacional del que México es partícipe, por lo que la postura de apertura del Gobierno federal ha sido apegada a este marco, relató el funcionario.

Asimismo, asentó que las administraciones de los países del las regiones norte y centro del continente americano, en conjunto con la iniciativa privada, deberán colaborar estrechamente para dotar de mejores condiciones de vida a los países generadores de migrantes (Honduras, Guatemala, El Salvador y en menor medida Belice, Nicaragua y Venezuela). Sin embargo, la violencia en estos países, principal factor de la migración, no se ha contemplado para solucionarlo, relató Méndez. 

Miles de migrantes ingresan a México con la intención de llegar a Estados Unidos. Foto: Agencia Reforma

El Gobierno federal mexicano mostró apertura al dejar circular libremente a las caravanas migrantes, ¿considera que esta postura debería ser diferente? ¿Debería prohibirse el paso a estos contingentes?

De la Subsecretaría de Derechos Humanos y Migración, a cargo del licenciado Alejandro Encinas, depende el Instituto Nacional de Migración (Inami). La política señalada por el propio subsecretario ha sido la de una migración ordenada, regular, que va de acuerdo con los compromisos que asumimos al firmar el Pacto Global de Migración en Marruecos el 10 y 11 de diciembre del 2018.

De acuerdo con la posición del Gobierno actual, no es libremente la circulación en el territorio de México; inclusive, el doctor Tonatiúh Guillén López, comisionado del Inami, señaló la necesidad de que toda persona que entre a territorio mexicano debe estar registrada. No es una libre entrada, toda persona que no es mexicano, de acuerdo con las máximas autoridades en el tema migratorio, debe tener un registro.

Si bien es cierto que en esta última caravana hubo un grupo que no siguió el lineamiento del registro, donde hubo una irrupción que no fue registrada, la idea de las nuevas autoridades a partir del 1 de diciembre del 2018 es, de acuerdo con el pacto, una migración regular.

La política del Gobierno, a través de estas dos entidades mencionadas, implica que se les está dando un documento de visa humanitaria, con el cual no están irregulares en el país. Con este paso por el territorio nacional, previo registro, el Gobierno de México no impedirá que las personas busquen el asilo en Estados Unidos.

Obviamente, no podemos influir sobre cómo la autoridad estadounidense está actuando. Estamos a casi un mes de que está cerrado el Gobierno de Estados Unidos, afectando a la estructura federal. Significa que en los puntos de entrada están trabajando los empleados de Seguridad Interna (Homeland Security) sin sueldo.

Expresó en una reunión muy reciente, donde estuve presente, el doctor Guillén López, que no es el mejor momento para que la caravana migrante llegue a la frontera norte por este problema que implica una menor actividad de los funcionarios y la gente que trabaja en esa área. 

¿Tienen cifras sobre la cantidad de solicitudes de asilo a los Estados Unidos?

En la fundación América sin Muros tenemos estadísticas históricas: el rechazo a las solicitudes de asilo es de, fácil, el 80 por ciento, casi 85 por ciento. Teniendo la situación de menor personal por el cierre de la frontera, muy probablemente no sea más del 15 por ciento los que lo obtengan.

Además, la espera puede ser de cuatro a cinco meses para obtener la repuesta. Una parte importante de esta gente está en México, la minoría, con el apoyo de organizaciones de abogados simpatizantes de los migrantes (organizaciones civiles o asociaciones) lograron pasar a Estados Unidos. Están más fuertes en la parte de California y las zonas que colindan con México (Tijuana, Mexicali y Tecate). 

¿Por qué los migrantes se han concentrado en Tijuana, Baja California?

Alguna gente luego pregunta por qué si hay problemas en Tijuana se van para allá. Al principio, antes de saber todos estos detalles, en América sin Muros AC estábamos aconsejando que se redistribuyeran para que no hubiera una carga que se convirtiera en situación conflictiva a lo largo de toda la frontera, como en Nogales, en Nuevo Laredo, Ciudad Juárez, Matamoros, Reynosa; pero hay dos factores que provocan la ida a Tijuana: California es un estado santuario, no lo es Arizona (un estado con autoridades antiinmigrantes, con excepciones de condados y organizaciones civiles en Tucson). En la parte de Nuevo México y Texas no son estados pro migrantes. 

¿Cómo esperaría que actúe el Gobierno federal ante la situación migrante en el estado de Baja California?

Hacia lo que viene, el Gobierno federal tendrá que apoyar a la ciudad de Tijuana y al Gobierno del Estado. Si hay un número muy grande de personas que se concentren, se podría dar el caso de rebasar las capacidades de operación de los servicios básicos. Además, quedan los migrantes de caravanas previas, los deportados, los retornados que están en esa región. Se debe cuidar mucho que estas caravanas no sobrecarguen. Podrían desplazarlos también hacia otros puntos de la parte fronteriza con California, como lo son Tecate y Mexicali, que es la capital de Baja California.

El Gobierno federal puede jugar un papel de redistribución para no sobrecargar Tijuana. Como ciudad, cabe recordar que tiene más de un millón de habitantes, y se podría buscar una fórmula de apoyo. La cercanía que tiene Tijuana con San Diego son 14 millas, y con Los Ángeles y otras ciudades del conglomerado angelino.

Se habló de la creación de una especie de Plan Marshall o Plan Mérida para Centroamérica en el pasado.

Desde la campaña política, Andrés Manuel López Obrador habló de un plan de ayuda para esa región. El 13 de septiembre del 2018, el ahora canciller, Marcelo Ebrard, hablaba que había un avance de un 70 por ciento de este plan de cooperación. Él comentó que es muy diferente al Plan Mérida, que tiene otras características involucradas con seguridad, combate al narcotráfico.

Quizá alguna parte de este plan podría tener alguna semejanza con el Plan Marshall, pero son características peculiares a la situación que se vive actualmente. Dentro de las ideas principales, el presidente López Obrador comenta que si hay trabajo, desarrollo, salarios dignos, se esperaría menor presión migratoria.

Se anunció el plan durante la toma de posesión del primero de diciembre, y en la Cumbre de Marruecos, en Marrakech. En ambas fechas, el canciller Ebrard reiteró que en México, con los presidentes de Guatemala (Jimmy Morales) y de Honduras (Juan Orlando Hernández), así como el vicepresidente de El Salvador (Óscar Ortiz), la idea es que cooperen junto con Estados Unidos, con una parte importante de financiamiento, y Canadá.

Expresaron interés países con fuerte presencia económica en América Central, como Alemania, la Unión Europea, Japón, Corea del Sur, y en los años recientes entró la República Popular China. Aunque en unos países mantienen relaciones con Taiwán, ambos países están también interesados en mantener estas relaciones.

¿Cómo es el nivel de presencia económica de empresas mexicanas en Centroamérica?

Me tocó estar en El Salvador del 2009 al 2012, y hay una buena presencia de empresas grandes mexicanas, como Cemex, Maseca, Banco Azteca, Bimbo-Marinela; hay una presencia importante de las empresas de Carlos Slim. En todas los países tiene presencia de telefonía, así como Sears y Sanborns.

La idea es que las empresas mexicanas tengan mayor inversión y presencia en esa región. Quien está propuesto para coordinar el consejo asesor de estas empresas fue Ricardo Salinas Pliego, no está ratificado. El Grupo Sigma Alimentos tiene plantas procesadoras de comestibles en El Salvador. La presencia de empresas mexicanas debe superar en total más de los 15 mil millones de dólares. Podrían jugar un papel importante en materia de empleo. 

¿Cómo se contemplaría el tema de seguridad en este plan?

No está muy desarrollado en el plan. Algunos analistas han escrito sobre este tema. Coincido, como director de América sin Muros, que si no hay una manera de quitar poder a las pandillas (son cien mil pandilleros entre El Salvador, Guatemala y Honduras) y todas tienen sus raíces en la Mara Salvatrucha, son derivaciones de las maras salvadoreñas las que operan en Honduras y Guatemala.

Desafortunadamente, con el combate al narcotráfico que se dio en México bajo el Gobierno de Felipe Calderón, desde ahí los cárteles mexicanos operan en Centroamérica, y hay un vínculo de las pandillas con los cárteles, especialmente con Los Zetas. En última instancia, la violencia, más que el asunto meramente económico, es lo que ha movido a que la gente migre.

EL PERFIL

Nombre: Bernardo Méndez Lugo
Puesto: Ministro del Servicio Exterior Mexicano en retiro
Trayectoria: director ejecutivo de la fundación promigrante América Sin Muros AC, con sede en la Ciudad de México. Licencia en Relaciones Internacionales por la UNAM;  posgrado en Planeación Económica y Social en SGPIS (Polonia). 
Cuenta con Maestría en Estudios del Desarrollo de la Universidad de Sussex, Reino Unido. Profesor fundador de la UAM Xochimilco en Ciudad de México, donde laboró por veinte años como profesor-investigador de la División de Ciencias Sociales y Humanidades.

PARA ENTENDER...

Caravana migrante, sin precedentes en México

La caravana migrante representa una nueva manera de migración y un reto para el Estado mexicano y sus instituciones, que deberán enfrentarse a retos inéditos y a un contingente de personas que con su idiosincracia llegaron al país desde Centroamérica, manifestaron el 27 de noviembre del 2018 María Auxiliadora Moreno Valenzuela y Abel Leyva Castellanos, investigadores del fenómeno migratorio.

Cabe recordar que Sinaloa únicamente fungió como un lugar de paso para las diversas oleadas que atravesaron el territorio nacional, cuando el 11 de noviembre un grupo de mil 250 personas a bordo de ocho camiones facilitados por el Gobierno estatal hizo escala en La Concha, municipio de Rosario [nota disponible en http://cort.as/-COEY], pasando el 12 de noviembre por el retén federal ubicado en el ejido Emigdio Ruiz, Ahome [http://cort.as/-COEb], por lo que el tránsito fue sin incidentes.

Hondureños parten a Estados Unidos. Foto: AFP

Proponen el Pacto Mundial para la Migración

Este tratado presenta un marco de cooperación no vinculante legalmente que se basa en los compromisos acordados por los estados miembros de la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes.

Fomenta la cooperación internacional entre todos los actores relevantes en materia de migración, reconociendo que ningún estado puede abordar la migración por sí solo, y respalda la soberanía de los estados y sus obligaciones en virtud del derecho internacional.

El tratado indica que los refugiados y los migrantes tienen los mismos derechos humanos universales y fundamentales, mismos que deben ser respetados, protegidos y cumplidos en todo momento.

Igualmente, marca que los migrantes y los refugiados son grupos distintos gobernados por marcos legales separados.

Subraya que «solo los refugiados tienen derecho a la protección internacional específica definida por el Derecho internacional».

Este marco global se refiere únicamente a los migrantes y presenta un marco cooperativo que aborda la migración en todos sus dimensiones.