Abuelos de Escuinapa tienen un segundo hogar

La casa diurna ofrece actividades recreativas  y motivacionales a personas de la tercera edad

Por  Mari­a Ibarra

Abuelos de Escuinapa tienen un segundo hogar(EL DEBATE)

Abuelos de Escuinapa tienen un segundo hogar | EL DEBATE

Escuinapa.- A casi cuatro años de haberse acondicionado y abierto la casa diurna Mi Segundo Hogar, se observan verdaderos resultados en la atención a gente de la tercera edad, al aumentar de seis a 22 personas que disfrutan actividades recreativas y motivacionales que les permite tener un mejor envejecimiento.

Al ingresar a Mi Segundo Hogar, se percibe un buen ambiente.

El jardín ha sido reforestado y las diferentes tonalidades que ofrecen las flores brindan un ambiente acogedor. Un equipo de sonido permanece encendido con música que invita a mover el cuerpo. En los pasillos, las sonrisas de los adultos mayores es la mejor decoración que ilumina este lugar.

Los varones de la tercera edad se encuentran en un área realizando actividades como ajedrez o descansando. En la otra zona, las féminas con su creatividad realizan diversas manualidades, como la elaboración de alcancías y bordado de servilletas.

Foto: EL DEBATE

Asistencia

Lucila Polanco Durán, encargada de Casa Diurna, informó: “Casa Diurna es un lugar de descanso para adultos mayores, un espacio de seguridad  donde se realizan actividades ocupacionales para un mejor envejecimiento. Cuando entramos en noviembre, solo había seis personas y poco a poco hemos logrado aumentar nuestro padrón de beneficiados. Actualmente atendemos a 22 adultos mayores”.

A los adultos mayores que asisten a Mi Segundo Hogar se les cobra una cuota de recuperación de 30 pesos, ya que les ofrece desayuno, colación y comida, de las 08:00 a las 15:00 horas. Disfrutan  actividades ocupacionales, como manualidades, canto, lectura, diferentes dinámicas y activación física.

Dentro del padrón de beneficiados, se brinda atención especial a personas que padecen depresión, Parkinson y Alzheimer.

Las personas que pueden disfrutar los beneficios de Casa Diurna deben tener 60 años en adelante. Actualmente se atienden a personas hasta de 80 años, el único requisito que se les solicita es que puedan valerse por sí mismos.