Sinaloa

De Culiacán a Mazatlán, el problema del huachicol en Sinaloa

Culiacán, Salvador Alvarado y Mazatlán son los municipios donde se ha registrado mayor incidencia de huachicoleo en la última década en el estado

Por  El Debate

De Culiacán a Mazatlán, el problema del huachicol en Sinaloa(Foto: El Debate)

De Culiacán a Mazatlán, el problema del huachicol en Sinaloa | Foto: El Debate

Sinaloa.- Pemex es considerado patrimonio de la nación, pero también una oportunidad de hacer negocios ilícitos mediante la extracción ilegal de hidrocarburos. 

En Sinaloa, las tomas clandestinas aumentaron 3 mil 105 por ciento en los últimos dos años, pasando de 17 en 2016 a 545 en 2018, según información de la Fiscalía General de la República, aunque la cifra récord es de 767 tomas registradas en 2014. 

Con base en un acceso a la información pública, EL DEBATE analizó las estadísticas de la Fiscalía respecto al llamado huachicoleo. En total han sido asegurados 3 millones 134 mil 390 litros de hidrocarburos en la entidad desde el 2008 al 2018; sin embargo, solo ha habido 318 detenidos en este periodo.

Durante la última década, la extracción ilegal de gasolina en Sinaloa ha sido una constante, siendo Culiacán el municipio con mayor incidencia. En la capital del estado, en los últimos diez años las autoridades han asegurado más de un millón 800 mil litros de combustible robado.

El año con mayor incidencia fue el 2017, cuando Sinaloa registró un alto índice de inseguridad por la confrontación que sostuvieron dos células criminales. Ese año se incautaron 885 mil 678 litros de hidrocarburo tan solo en la capital.

Salvador Alvarado es la segunda jurisdicción con más robo de hidrocarburos en la última década, aunque muy por debajo de Culiacán. Ahí se han incautado 939 mil 589 litros. Mazatlán ocupa el tercer peldaño, registrando 213 mil 697 litros de gasolina robada. El norte es donde menos incidencia se ha observado, pues se han incautado 100 mil 920 litros en Ahome; y 47 mil 908 en Guasave.

Delito cambiante

En 2014, según el Informe de Sustentabilidad de Pemex, nuestra entidad era una de las que padecía mayores problemas en el huachicoleo. Principalmente se encontraba Tamaulipas, después Guanajuato y luego Sinaloa en tomas clandestinas, de acuerdo con un informe del 2017 del Centro de Estudios Sociales del Poder Legislativo.

No obstante, hoy en día no pinta entre los principales estados con el problema, pues ahora las ordeñas se concentran en Hidalgo, Puebla y Guanajuato, según Pemex. 

A pesar de que en el centro es donde más combustible robado se ha asegurado, fueron el norte y el sur las zonas en las que se detectaron tomas clandestinas antes que en Culiacán.

Durante el 2006 ubicaron una en Ahome, un par en Mazatlán y otras dos en Salvador Alvarado. A pesar de los números, no se aseguró gasolina robada y solamente hubo cuatro detenidos, todos en el municipio mazatleco: un joven de entre 18 y 19 años, una joven mujer que aún no cumplía los 20 años; así como dos adultos de la tercera edad, un varón y una fémina, según datos proporcionados por la Fiscalía General de la República a ELDEBATE. 

Empero, en tan solo un año la cantidad de ordeñas en la entidad aumentó 500 por ciento del 2006 al 2007, pues ya había treinta ordeñas en Sinaloa, con Mazatlán a la cabeza, registrando veinte perforaciones en los oleoductos; cinco en Salvador Alvarado y cinco más en Culiacán, que aparecería por primera vez en el mapa por este delito.

Aunque en los últimos dos municipios ya había indicios de huachicoleo, ese año ahí no hubo detenidos; sí en Mazatlán, 17 en total: tres mujeres de 25 a 30 años; diez jóvenes de entre 20 y 30 años; dos personas de 50 a 54 años; y otros dos adultos de 60 años. Esas serían las últimas personas de la tercera edad que las autoridades aseguraran como implicadas en el robo de combustible. 

Policías aseguran bidones con miles de litros de combustible robado. Foto: El Debate

Pese al incremento de tomas y de detenidos, para el 2007 las autoridades todavía no habían logrado asegurar gasolina robada. En 2008, año en que inició una crisis de inseguridad en la entidad por una pugna entre grupos criminales, el número de tomas detectadas por la autoridad bajó 90 por ciento.

Aunque fue ese año cuando por primera vez se aseguró gasolina extraída de los oleoductos de Pemex: 5 mil litros en Culiacán y 3 mil en Mazatlán, con tres personas detenidas, varones de entre 25 y 49 años. Para el siguiente año (2009), la cantidad de ordeñas sería otra vez alta, y el volumen de combustible asegurado se duplicó a 16 mil 50 litros, registrándose quince detenidos.

Esa vez, por cuarto año consecutivo Mazatlán sería la zona con mayor incidencia, con 17 tomas, contra ocho de la capital sinaloense. 

Se propaga el mal

Para el 2010, cuando según el Inegi el número de homicidios dolosos en Sinaloa aumentó 69 por ciento respecto al 2009 [https://bit.ly/2LGyXua], los municipios implicados en el robo de gasolina incrementarían a cinco, y Mazatlán ya no sería líder en este ilícito. Lo serían Salvador Alvarado, con 36; Culiacán, con 29; Mazatlán, con 15; Ahome, con 2; y Guasave, que aparecería por primera vez, con 5. 

En 2011, justo cuando el gobernador Mario López Valdez enfrentaba una de las mayores crisis de inseguridad, sobre todo en el norte, el huachicoleo alcanzaría cifras exponenciales, ya que las autoridades detectaron 305 ordeñas, siendo Culiacán y Salvador Alvarado las zonas preponderantes.

De hecho, a partir de entonces, y hasta el 2018, ambos municipios serían los protagonistas de robo de combustible en la entidad.

Según un reporte de la Cámara de Diputados, en el sexenio de Peña Nieto el huachicoleo aumentó notablemente respecto a los seis años anteriores, al pasar de 213 mil 443 ordeñas detectadas en la Administración de Felipe Calderón Hinojosa, a 20 mil 042 tomas registradas en el Gobierno priista [https://bit.ly/2JfTd5m]. 

La tendencia al alza también se observó en Sinaloa. En apenas dos años la entidad sinaloense pasó de 247 a 767 tomas clandestinas en 2014, la cifra más alta que ha habido en Sinaloa en la última década.

Ese año, Culiacán y Salvador Alvarado fueron los municipios donde más tomas se detectaron. En el primero hallaron 630; y en el segundo 121, de acuerdo con las estadísticas de la Fiscalía.

Para el siguiente año, cuando el máximo líder del Cártel de Sinaloa tenía poco margen de maniobra, primero internado en el penal del Altiplano y después perseguido por las fuerzas federales tras su fuga, las ordeñas detectadas bajaron en la capital del estado más del 50 por ciento, no así en Salvador Alvarado, donde Iván Gastélum, lugarteniente del Chapo Guzmán, tomaba notoriedad en el cártel sinaloense. Ahí, las tomas ascendieron a 182. 

El escenario sería totalmente distinto el siguiente año (2016) con el Chapo e Iván Gastélum presos. Las ordeñas en la entidad detectadas por autoridades se redujeron a tan solo 17.

En el primer año de gobierno de Quirino Ordaz Coppel, cuando los grupos delictivos sostuvieron una fuerte pugna, en Sinaloa el huachicoleo incrementó como actividad delictiva: fueron detectadas 749 ordeñas, 425 de ellas en la zona centro, que fue justamente donde se concentraron los homicidios ese año.

Para 2018, las autoridades federales detectaron una disputa en la entidad por el oro negro entre los grupos delictivos dirigidos por Chapitos contra las huestes de Aureliano Guzmán.

Ese año, las tomas clandestinas se concentraron en Salvador Alvarado, con 332, 164 más que en Culiacán. En Mazatlán fueron detectadas 43; y solo dos en Ahome.

Así terminaría el 2018, año en que el Gobierno federal decidió cerrar los ductos de Pemex para contrarrestar lo que a partir de febrero se constituye como delito grave: el robo de combustible.

Los detenidos

Durante los últimos diez años, la Fiscalía General de la República tiene registrados 318 detenidos en Sinaloa por presuntamente estar implicados en el robo de combustible. En cuanto al género, la mayoría son varones, 313, y apenas cinco mujeres. Fue entre 2010 y 2015 cuando se registraron las mayores detenciones, un total de 235.

Culiacán y Mazatlán fueron los municipios donde más personas detuvieron por robar combustible en la última década: 203 en la capital del estado y 74 en el puerto mazatleco.

A pesar de que en Salvador Alvarado el número de tomas clandestinas fue de mil 290 desde el 2006 al 2018, las autoridades apenas lograron aprehender a 32 personas implicadas en el robo de combustible en este municipio.

Sin embargo, Guasave fue el municipio con el peor promedio en cuanto a detenciones se refiere. Ahí, durante diez años fueron asegurados 47 mil 908 litros de combustible robado y fueron detectadas 28 ordeñas. Sin embargo, no lograron la detención de una sola persona. En Ahome, donde las autoridades registraron 59 ordeñas, solo hubo ocho detenidos.

En cuanto al perfil de las personas que participaron en actividades de huachicoleo, datos de la Fiscalía General de la República arrojan que la mayoría son jóvenes y adultos que no rebasan los 50 años.

Respecto a los vehículos asegurados, las autoridades han incautado mil 344 unidades que los grupos delictivos utilizaron para extraer combustible de los ductos de Pemex.

En este caso, Salvador Alvarado y Culiacán fueron también los lugares donde más carros fueron decomisados, posicionándose ambas zonas como las más sobresalientes en el robo de combustible en Sinaloa.

El huachicoleo como problema

El robo de combustible es uno de los principales problemas en el país, según anunció el Gobierno federal en diciembre pasado. De hecho, el presidente Andrés Manuel López Obrador explicó que tan solo en 2018 el robo de combustible significó una pérdida para Pemex de 60 mil millones de pesos.

Ese año —añadió— se robaron diariamente más de 600 pipas de 15 mil litros cada una. Aunque el director de la paraestatal, Octavio Romero Oropeza, aseguró que las pérdidas por robo de combustible eran de 66 mil 300 millones de pesos, también precisó que durante el 2016 Pemex perdió 30 800 mdp; y en 2017 contabilizó 50 100 millones por la ordeña ilegal de gasolina y diésel, un total 147 mil 200 millones en los últimos tres años.

El mandatario nacional acusó a los gobiernos precedentes de ser permisivos del huachicoleo. Informes de Pemex, por su parte, señalan que el año pasado se detectaron 12 mil 581 perforaciones a los oleoductos de Pemex en toda la República mexicana, aunque los estados de Guanajuato, Veracruz, Jalisco, Puebla, Tamaulipas y el Estado de México son los de mayor incidencia.

Accidente: Explota remolque con combustible robado

Durante el verano del 2017, un remolque  que circulaba por el bulevar Las Torres, en la colonia Progreso, de Culiacán, explotó. Las imágenes fueron captadas por una cámara de vigilancia, en la que se observa cómo a plena luz del día, en una zona sumamente transitada, tras zafarse de la unidad que la llevaba, el remolque dio algunas vueltas sobre la avenida, explotó y se incendió. Las llamas alcanzaron un vehículo que se encontraba estacionado en el acotamiento.

Así quedó el lugar después de la explosión. Foto: El Debate

Hallazgo: Zonas periféricas son el epicentro del huachicol en Sinaloa

Elementos de Seguridad encontraron una camioneta que se incendiaba y que al parecer contenía bidones con combustible robado.

El vehículo quedó en el patio trasero de una casa que servía como corral, en la comunidad de El Tamarindo, Culiacán, y cerca de este se encontraron residuos de bidones.

Camioneta calcinada por explosión de combustible robado. Foto: El Debate

Un día antes, en El Limón de los Ramos, las autoridades hallaron una  camioneta Chevrolet color gris que fue abandonada con dos bidones llenos de gasolina.