Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

El clamor feminista en las policías

El caso Dignora Valdez ha causado revuelo en diferentes niveles estatales, por lo que EL DEBATE entrevista a mujeres policías del estado para averiguar cómo se desarrollan en sus respectivas corporaciones

Por: Fabiola Cerros

El clamor feminista en las policías.(EL DEBATE)

El clamor feminista en las policías. | EL DEBATE

Las mujeres que ingresan a una corporación para ser policías saben desde un principio que las cosas no serán fáciles, pues se trata de un entorno laboral masculinizado.

A raíz del arresto a la policía Dignora Valdez en Los Mochis por su reclamo de mejores condiciones laborales para las compañeras de la corporación policial que viven discriminación y desigualdad laboral, voces de diversas agentes de diferentes partes del estado expresaron —en su mayoría de forma anónima— para EL DEBATE su pensar y experiencia en distintas áreas laborales, desde la discriminación, el acoso sexual, laboral o la posibilidad de un ascenso como integrantes de las instituciones policiales.

Frenos, retos y dificultades 

Una joven policía de Tránsito culiacanense que reportó ser relativamente nueva en su cargo con algunos meses dijo: «Todo es un proceso. En estos trabajos no hay muchos puestos. Si tú quieres ganarte un lugar, debes trabajar mucho por ello y aprender». 

Sin embargo, en el trabajo cotidiano informó que ha sufrido acoso sexual por parte de la sociedad civil, no por parte de sus compañeros, quienes —afirmó— más bien las cuidan; el acoso es en la calle, mientras realiza sus funciones, que se convierten en comentarios vulgares que no respetan su investidura. 

En el caso de Dignora, esta joven señala no tener mucho conocimiento del mismo: «No sé qué condiciones tengan ellas (policías en Ahome) en su trabajo o qué tratos tengan, se trata de que nos den igualdad. Si realmente tienen esas condiciones, es bueno pedir un cambio, pero a veces hay que buscar la forma o los medios». 

Dignora Valdez había señalado en el Día Internacional de la Mujer en un acto público en Ahome la falta de prestaciones, de oportunidades para acceder a puestos de mando, horarios flexibles, descansos, permisos, uniformes completos, pensiones y jubilaciones en tiempo y forma, sueldos dignos para las agentes policiales. Después de ello, fue arrestada [aquí la nota de su denuncia: https://bit.ly/2Jj5PbY].  

La agente tercero de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Ahome, alzó la voz para manifestarse. Foto: EL DEBATE

Otra agente de Tránsito entrevistada en Ahome y que pidió el anonimato también señaló simplemente que es un trabajo de riesgo que se complica, especialmente al ser madres, sin dar mayores detalles. 

En Guasave, las agentes entrevistadas aseguraron que en el municipio también las han arrestado por 36 horas, pero ellas no lo hacen público por temor a perder el trabajo.

Se dijeron indignadas por el proceder en contra de su compañera Dignora y aseguraron que en esta región las cosas están igual para ellas. Compartieron que en este municipio también han sufrido atropellos por parte de los altos mandos, al tomar como medida más fácil arrestarlas: «Muchas veces a ellos como mando no les interesa por qué estamos fallando, no preguntan qué problema se te presentó para no asistir, y más cuando una es madre de familia; ellos se van a lo más fácil, te arrestan y permaneces dentro de las instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública por día y medio». 

Expusieron que de haberse pronunciado ellas como lo hizo su compañera en Ahome, también creen que hubieran sido arrestadas y les hubieran descontado el día.

Entre ellas, manifestaron haber platicado el tema de la discriminación, pero con discreción: «No se ha tocado el tema ni se va a tocar, porque así son aquí las cosas», declaró una agente que prefirió el anonimato por temor a represalias.

Señalaron que incluso para solicitar un permiso se les complica, hecho que consideran injusto, cuando el trato debe ser el mismo para hombres y mujeres. 

El eco de Dignora en el sur de Sinaloa

En el municipio de Escuinapa, las cuatro mujeres policías que permanecen en las filas de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal señalaron que son relegadas para ocupar cargos de altos mandos, ya que esos puestos son ocupados por compadrazgos o «simplemente son para varones». 

«En Escuinapa, las mujeres estamos relegadas de los altos cargos, ya que esos son asignados para compadres o personas allegadas al director en turno, a nosotros nos mantienen en radio, en celdas o en operativo», expresó en entrevista una de las oficiales que solicitó el anonimato. Pronunció que los varones son favorecidos en permisos, y para las mujeres es más difícil solicitar un día de descanso.

De acuerdo con las condiciones laborales, mencionó que las mujeres policías son respetadas por sus compañeros y que en ningún momento han sufrido de acoso sexual de parte de algún compañero en servicio.

Para el caso de Dignora Valdez, aplaudió su acción: «Felicitar a Dignora Valdez por su valentía y entereza de afrontar a sus altos mandos para denunciar los actos de discriminación que las mujeres policías viven en esta corporación en el norte del estado, porque a pesar de las represalias cumplió con dignidad su arresto, aunque mancha su intachable expediente», indicó la policía escuinapense.

Otra realidad 

Mientras, otra compañera con casi once años como policía integrada en la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito Municipal de Ahome comentó que «todo es difícil, y más cuando no tienen experiencia en las filas». 

A pesar de desarrollarse en un entorno principalmente masculino, ella reportó que esta situación no ha provocado que tenga problemas con su jefe inmediato o con el director de Seguridad Pública, ni que haya sido acosada sexual o laboralmente: «Nosotras como agentes tenemos que trabajar donde nos pongan, no importa el horario, y me ha tocado andar en las patrullas, recorrer el centro a pie, en el Grupo de Operaciones Tácticas Especiales (GOTE) de la Policía Municipal», indicó la policía ahomense.

Recalcó además que los jefes le han permitido seguir estudiando, pero que también les aplican sanciones, siempre y cuando (hombres y mujeres) no respeten el reglamento interno de la corporación. 

Otra policía que aceptó hablar con El DEBATE sobre la situación laboral que enfrenta diariamente en el interior de las filas en Tránsito de Ahome dijo que hay oportunidades para todos, pero si se cometen errores, claro que el reglamento se aplica de manera pareja: «En siete años que llevo de agente municipal preventivo he andado en las patrullas, en operativos día y noche, además con el Grupo de Operaciones Tácticas Especiales (GOTE) y también con la Policía Militar», dijo la fémina mientras entregaba unos oficios. 

La oficial reconoce que desde que ingresan a la corporación conocen el reglamento y saben las sanciones a las que pueden ser acreedoras. 

Condiciones 

Respecto al ambiente de trabajo que hay dentro de la Dirección de Tránsito de Angostura, la oficial Érika Chávez aseguró que como mujer nunca ha sentido que hay roces entre sus compañeros y compañeras, pues trabajan en un ambiente agradable, y ahí todos son iguales, por lo que el trato es parejo: «Aquí el ambiente está muy bien, es agradable, tenemos muy buen equipo hombres y mujeres».

Al principio, ingresó a la corporación con un poco de miedo, pues todo trabajo supone un riesgo, pero en la DSPyTM todos se apoyan entre sí. Señaló que vale la pena pertenecer a la corporación, por lo que además de confirmar el buen ambiente laboral, explicó que las mujeres pueden figurar en esta área.

Una agente de la ciudad de Mazatlán, que se refirió a sí misma como Érika, explicó que las situaciones de desigualdad no son visibles en su espacio laboral. 

Respecto a la policía que fue arrestada en Los Mochis, comentó que nunca se ha visto en esa situación, pero que es la institución a la que pertenece Valdez a que debe buscar el problema, pues observó que se trata de una generalización: «No en todos los lugares pasa, o al menos aquí en Mazatlán no pasa», aseveró Érika. 

De forma positiva, otra joven agente de Tránsito, con aproximadamente un año de haberse integrado a la dirección de la ciudad de Culiacán, expresó sobre las oportunidades que tienen siendo mujeres en su trabajo, sobre todo hablando de un ascenso. 
 
[Con información de Noel Vizcarra, Julissa Félix, redacción Mazatlán, redacción Guamúchil y redacción Los Mochis]

Gobierno estatal guarda distancia, y alcalde de Ahome señala apego a la normatividad

Cuestionado por reporteros de EL DEBATE durante su visita en Ahome, el gobernador del estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, solo comentó: «Soy respetuoso de la autonomía municipal. Es una cuestión netamente que compete al ámbito del municipio, local. Yo confío en que esto se resolverá de la mejor manera», declaró.

En contraste, el alcalde de Ahome, Manuel Guillermo Chapman, defendió la medida, argumentando que esto fue en total apego a la normativa. En ese sentido, dijo que en todo momento se le respetó su derecho a expresarse: «La mujer policía solicitó el micrófono abierto, e inmediatamente se le entregó y se expresó con toda la libertad que está contenida y protegida por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; pero como en cualquier otra empresa donde un trabajador, un empleado o un funcionario, sea de la iniciativa privada o del sector público, no se presenta a sus labores, de manera automática genera una sanción», precisó. 

Asimismo, aclaró que en ningún momento se le incomunicó a Valdez López ni tampoco se le violentaron sus derechos laborales ni humanos: «No implicó un arresto en una celda, como un presunto delincuente. La mujer policía estuvo libremente cumpliendo con la sanción que generó el no presentarse a trabajar en la corporación. Ella siempre estuvo en comunicación permanente, jamás se le incomunicó, siempre tuvo los alimentos necesarios y requeridos por un ser humano, y estuvo cumpliendo con obligaciones administrativas», asentó.

En esta nota: