Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Joven denunciará al IMSS Navolato por la muerte de su bebé

Angélica Olivas, una joven de 21 años, relata la mala atención que se le brindó en el hospital del IMSS de Navolato durante el pasado fin de semana

Por: María Elizalde

Foto temática.(Reforma)

Foto temática. | Reforma

Culiacán, Sinaloa.- Una joven embarazada de 21 años relató la mala atención que se le brindó en el hospital del IMSS de Navolato durante el pasado fin de semana.

Con siete semanas de embarazo, la joven acudió de emergencia al nosocomio debido a que presentaba un sangrado vaginal.

A pesar de que fue ingresada rápidamente al hospital y se le ordenaron estudios para encontrar la razón por la que estaba perdiendo sangre, los resultados estuvieron listos alrededor de las 18:00 horas -después de que la ginecóloga abandonara la clínica-.

Debido a que no había un especialista, el médico responsable decidió que fuera llevada a piso, a la espera de un ginecólogo.

Sin embargo, los días pasaron y no fue sino hasta el lunes por la mañana que la joven fue atendida: le dieron la noticia de que había perdido a su bebé.

"Yo cuando ingresé me dijeron que traía amenaza de aborto; en el ultrasonido se miraba el bebé, pero el tiempo que estuve internada los residentes no me aplicaron ningún medicamento para detener el sangrado" explicó la joven.

Durante el tiempo que estuvo internada -desde la noche del viernes hasta el lunes- los residentes ni siquiera le aplicaron suero, ya que ningún especialista había dado la instrucción de que se le suministrara medicamento.

Por consiguiente, Angélica expresó que siente impotencia y coraje hacia las autoridades del IMSS, pues a cada momento les pedía que buscaran un doctor que pudiera revisar su caso.

Hubo un médico que estaba en quirófano atendiendo los partos, se le solicitó fuera a revisarme pero dijo no tener tiempo.

Tras sufrir el aborto, a la joven se le practicó un legrado la noche del lunes y esta mañana fue dada de alta.

Angélica relató para este medio de comunicación que interpondrá una denuncia contra el instituto, puesto que considera que, aunque sea fin de semana, el hospital debe contar con médicos especialistas que puedan atender todo tipo de emergencias para que este tipo de situaciones no sigan ocurriendo.

Por su parte, el delegado del IMSS en Sinaloa, Norberto Miguel Ramírez, aceptó que la joven no fue atendida por el personal médico como debía. Es por ello que se iniciará una debida investigación.

Asimismo, debido a que Angélica presenta un problema para detener la bolsa del feto en el útero, el funcionario federal se comprometió a comenzar un tratamiento para que, cuando desee ser madre, el embarazo se logre con éxito.

En esta nota: