Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Matatán vuelve a tener agua tras quemarse transformador

Hoy, los vecinos de la sindicatura pudieron tener agua. La falla se debió a una descarga 

Por: Pedro Quintero

La sindicatura de Matatán se quedó un mes sin agua(Pedro Quintero)

La sindicatura de Matatán se quedó un mes sin agua | Pedro Quintero

Rosario.- A casi un mes de que la sindicatura de Matatán, perteneciente al municipio de Rosario, quedará sin agua potable al quemarse el transformador que manda energía a la bomba de agua, este día quedó instalado ya reparado, por lo que esta tarde los vecinos de esta localidad ya tendrán agua en sus llaves.

El gerente de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Rosario (Jumapars), Carlos Martín Flores Quintero, dijo que el transformador llegó este lunes a las 04:00 de la mañana, y desde tempranas horas se trabajó en la instalación de este en las cercanías  del río.

Dijo que se dieron indicaciones para que de forma inmediata se mandará agua a los hogares, y una vez que la gente agarré agua se llenará el tinaco, para evitar que el vital líquido falle.

Foto: Pedro Quintero

Fue una descarga

Flores Quintero informó que el tinaco que estaba recién instalado se quemó debido a una descarga, pues éste se alimenta de la línea que va rumbo a la Sierra y que también abastece a las plantas mineras, y al parecer un exceso de corriente ocasionó el daño por dentro del transformador, el cual se mandó a arreglar a la ciudad de Durango.

Para evitar que nuevamente se dañe el transformador,  comentó que se instalará un interruptor para cuando esto pase bote la palanca y no vuelva a recibir este una descarga.

El gerente de la junta de agua potable municipal subrayó que todo este tiempo a la gente de Matatán se le tuvo apoyando que llevaban el agua hasta sus domicilios, por lo que agradeció la paciencia de los ciudadanos.

Estaban desesperados

Vecinos de esta sindicatura se habían quejado a este medio de comunicación, pues con el paso del huracán Willa el transformador y sistema de bombeo habían sido dañados dejándolos por aproximadamente 2 meses sin agua potable. Después de este tiempo se instaló un nuevo transformador, pero a pocos días de haber sido instalado, este se quemó.

Por las calles de Matatán se podían observar recipientes vacíos que eran sacados por los habitantes quienes esperaban las pipas para llenar. Se dijeron alegres cuando se les dio la noticia que el nuevo transformador ya había sido instalado. Esperan que en esta ocasión todo salga bien y éste no sufra ningún desperfecto.

En esta nota: