Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Sinaloa

Viven desde hace casi dos años con la peste a drenaje

Los habitantes de la calle Ignacio Zaragoza, en la colonia Benito Juárez, están desesperados y temen un brote de enfermedades por las aguas negras

Por: Mari­a Ibarra

Viven desde hace casi dos años con la peste a drenaje. Foto: María Ibarra

Viven desde hace casi dos años con la peste a drenaje. Foto: María Ibarra

Escuinapa, Sinaloa.- Se colapsa la red de drenaje de la calle Ignacio Zaragoza, ubicada en la colonia Benito Juárez. Sus habitantes se encuentran desesperados ante el alto riesgo de contaminación y la indiferencia de las autoridades municipales.

Un grupo de más de 20 personas manifestaron su preocupación por el colapso de la red de drenaje, que tiene una antigüedad de más 40 años, y que al ser de asbesto, en algunas zonas se ha fracturado y las aguas negras se vierten directamente al subsuelo o se regresan a través de sanitarios o lavabos.

Viven desde hace casi dos años con la peste a drenaje. Foto: María Ibarra

Francisco Romero Valdez, vecino de esta zona, relató que para su familia ha sido un verdadero calvario el colapso del drenaje, ya que a diario tienen que lidiar con las aguas negras, el registro a diario se rebosa y con cubetas tienen que retirarlas y arrojarlas a la calle.

“Empezamos a registrar este problema desde hace año y medio aproximadamente, y la verdad que es un verdadero calvario, porque las aguas negras no fluyen y el registro se me rebosa. Ya es común para mis vecinos ver que todos los días ando con una cubeta sacando el agua y arrojándola afuera de mi casa”, dijo desesperado Romero Valdez.  

Se acabó la tubería

Adriana Betancourt Partida, otra de las afectadas, mencionó que en repetidas ocasiones han hecho el llamado a las autoridades municipales a través de Jumapae, que sí ha atendido el llamado, pero nada ha podido hacer, ya que se dieron cuenta que la red es de asbesto y hay áreas en que ha desaparecido.

“Hemos manifestado este grave problema ante las autoridades y nos han mandado el camión Vactor, pero nuestra sorpresa fue que cuando metió la manguera a la red de drenaje para intentar desazolvar, la manguera salió al exterior de la calle, y se dieron cuenta que la tubería, como es de asbesto, ha desaparecido.”

María de Los Ángeles Rivera García es una de las primeras personas que habitaron la calle Ignacio Zaragoza. Recuerda con exactitud que fue en el año de 1972 cuando las autoridades introdujeron la tubería de asbesto y desde esa fecha no han hecho ninguna acción que mejore este servicio.

“Cuando nosotros llegamos aquí (calle Ignacio Zaragoza) nos pasaban las culebras por los catres. Recuerdo que fue en el 72 cuando metieron el drenaje y desde entonces, ninguna autoridad ha hecho nada para renovarlo”, manifestó Rivera García.

La preocupación de Diana Espinoza es la salud de su familia, ya que tiene tres hijos pequeños, que a diario absorben los fétidos olores que emanan de las fugas.

Martha Camberos Sánchez, otra de las afectadas, criticó que las autoridades los tengan en el olvido y que los gobiernos que han pasado no se han preocupado por llevar beneficios a la zona.

“A los habitantes de la calle Ignacio Zaragoza nos tienen en el olvido las autoridades, nadie nos ha volteado a ver. Los gobernantes que han estado en el poder solo se han preocupado por llevar beneficios a las calles en las que viven. Es el caso de la exdiputada Francisca Ayón, Bonifacio Bustamante y Hugo Enrique Moreno”, criticó Camberos Sánchez. 

En esta nota: