Opinión

Gabinete estatal tendrá que entrar en la frecuencia del Gobernador

Por  Fernando Zepeda

Los tres cambios. Álvaro Ruelas está probado. Pero Carlos Gandarilla y Manuel Tarriba no tanto. Ayer, el gobernador Quirino Ordaz Coppel anunció oficialmente dos enroques y un nuevo nombramiento. Álvaro Ruelas, que apenas el martes estuvo en Mazatlán como secretario de Desarrollo Sustentable (Sedesu), fue nombrado como nuevo titular de Desarrollo Social, en sustitución de Raúl Carrillo, que presentó su renuncia tras el escandaloso caso de los “colchones podridos”. Álvaro ya demostró que puede trabajar en la frecuencia acelerada que trae Ordaz Coppel. Tanto como alcalde que fue de Ahome, como a su paso por la Sedesu. Álvaro tiene enfrente una excelente oportunidad de demostrar capacidad y resultados. En el caso de Manuel Tarriba, este se venía ocupando como subsecretario de Agricultura y Ganadería. Ordaz Coppel lo nombró secretario en sustitución de Jesús Valdez, que renunció para irse a la dirigencia del PRI en Sinaloa. En el caso de Carlos Gandarilla, que le dejó el cargo a Jesús Valdez, muchos juraban que se iría a casa y a atender sus negocios. Pero Quirino decidió darle la oportunidad como secretario de Sedesu y tendrá que ponerse dinámico porque el compromiso no dura cuando no se armoniza con la frecuencia en la que anda el gobernador. Habrá que ver cómo se integran a la política que viene operando Ordaz Coppel. Sobre todo, de estar en contacto directo con la ciudadanía.

Las mismas mañas con cambio de nombres. Los ciudadanos votaron y esperaban un cambio. Desterrar la costumbre de colocar en cargos de gobierno a sus familiares. Pero parece que en Mazatlán ese mensaje no llegó a quienes despachan en estos momentos en el Gobierno Municipal. Además de los familiares políticos del alcalde Luis Guillermo Benítez (los de su actual pareja), habría que sumarles los casos de Oficialía Mayor y Protección Civil municipal. En el primer cargo, Benítez nombró a la esposa de Raúl Elenes, actual dirigente de Morena en Sinaloa, y a quien se le menciona como próximo comisionado de Conapesca. Y nombró como titular de Protección Civil al hijo del diputado federal de Morena, Maximiliano Ruiz, cuya esposa también opera las brigadas de Morena que actualmente realizan un censo para quienes reciben apoyos sociales. Es la misma...Pero con otros nombres.

Las “gestoras”. Cada administración municipal tiene las suyas. No es nada nuevo. Y menos para el actual director de Bienestar Social, Tonatiuh Guerra, que ayer anunció la existencia de esas “gestoras” en la administración combinada de Fernando Pucheta y Joel Bouciéguez. Y decimos que Tonatiuh Guerra no se debe espantar porque como exintegrante del gabinete de Jorge Abel López, él supo y tuvo contacto con “gestoras”. Es más, a muchas de ellas las conoce pues de Jorge Abel pasaron a la administración Pucheta-Bouciéguez. Lo que es una realidad es que las “gestoras” municipales seguirán operando. No las que en estos momentos dice Guerra que fueron descubiertas. Serán otras. Con otros nombres. Y que seguramente tendrán su afiliación política con Morena. Harán lo mismo que en las administraciones priistas y panistas. Serán aplaudidoras. Serán abucheadoras de los contrarios a la actual administración. La misma película de siempre con nombres diferentes. ¡Qué bonito!