No Usar

Despiden a trabajadores, pero no tienen para liquidarlos

El alcalde de Escuinapa, Emmet Soto Grave, reconoce que el municipio está en quiebra; regidores del PRI lo encaran en cabildo por el despido de empleados

Por  Mari­a Ibarra

Despiden a trabajadores, pero no tienen para liquidarlos. Foto: María Ibarra

Despiden a trabajadores, pero no tienen para liquidarlos. Foto: María Ibarra

Escuinapa, Sinaloa.- A pesar de no contar con recursos para realizar el pago de liquidaciones, el municipio inició con el despido de 68 trabajadores, 15 sindicalizados con antigüedades de 22, 20 y 13 años de servicio para el municipio.

Según la información brindada por trabajadores sindicalizados que han sido despedidos, las bajas se empezaron a notificar desde el viernes pasado. En entrevista con medios de comunicación, José Alberto Rodríguez Osuna, oficial mayor, se rehusó a dar información detallada de los despidos

Confirmación

Visiblemente nervioso y tartamudeando, el funcionario se limitó a informar que se trataba de una ingeniería laboral. Tras los cuestionamientos accedió a informar que iban 67 despedidos de los que siete son sindicalizados. Al sentirse presionado, el funcionario dijo: “No tengo más qué decir”, y abandonó su oficina. 

 

Al respecto, Iliana Margarita Barrón Aguilar, tesorera municipal, informó que las finanzas municipales no cuentan con recursos para finiquitar a los trabajadores que han sido despedidos. 

De momento no tenemos recursos, no nos dejaron dinero para nada, tenemos que esperar para hacer las liquidaciones, explicó. 

A pesar de que el sindicato del Ayuntamiento de Escuinapa ha recibido un duro golpe al despedir quince trabajadores, su líder, Jaime Lizárraga Rojas, no ha dado la cara para exigir que se respeten las garantías de los trabajadores sindicalizados que tienen antigüedad de más de dos décadas. 

Fue vía telefónica que el secretario general respondió a los cuestionamientos.

Hasta este momento a mí no se me ha notificado el despido de algún trabajador vía oficio y tampoco ninguna persona sindicalizada se me ha acercado a notificarme que han sido despedidos, expresó Lizárraga Rojas. 

Acusan revanchismo

Durante la segunda sesión ordinaria de cabildo, la bancada priista exigió al presidente municipal respuestas sobre los masivos despidos arbitrarios que se han efectuado con la reestructuración laboral que suma la baja de 68 trabajadores de confianza y sindicalizados.

“No sé si estén conscientes del impacto y la magnitud del problema que se acerca con los despidos masivos que están realizado, la cantidad de demandas a las que tendrán que hacerle frente porque se están violentando los derechos laborales de los trabajadores que tienen antigüedad de hasta 23 años de servicio”, señaló el regidor priista Santos de Jesús Gómez Sánchez.

Comentó que los trabajadores que han sido despedidos se encuentran preocupados, ya que no han tenido un acercamiento por parte de la autoridad para explicar el motivo de su despido y plantearles las negociaciones para su liquidación.

El patrón se está olvidando de los derechos de los trabajadores, se está enfrascando en una cacería política, porque en su mayoría son personas que han apoyado a otro partido. Señores, aquí ya no hay partidos políticos, señaló el regidor del PRI.

Municipio en quiebra

Emmet Soto Grave, presidente municipal, dijo que Escuinapa es un municipio que está prácticamente en quiebra, que los recursos municipales no alcanzan, con exceso de personal y el pago de nóminas muy elevadas que impiden brindar servicios públicos de calidad.

“La bola de nieve se vino haciendo tan grande que en este 2018 es imposible sostener a tanto persona (630 trabajadores), el Ayuntamiento técnicamente está en quiebra, por eso hemos hecho una reingeniería responsable”, expresó el alcalde.

Comentó que el municipio está inoperante, la Jumapae está paralizada, con las cuentas congeladas desde julio por la falta de pago al IMSS, trabajadores que amenazan con una huelga ante la falta de pago de sus quincenas.

Soto Grave comentó que esta y muchas más razones han orillado a la actual administración a tomar medidas radicales que permitan generar un verdadero ahorro a las arcas municipales.