Desairan donación de plantas potabilizadoras

Una fundación ofrece a Gobierno del Estado trece plantas móviles, pero los funcionarios no prestaron interés, denunció Germán Arroyo

Por  Angelina Corral

Aspectos de la inundación que dejó la depresión tropical 19-E. Foto: El Debate

Aspectos de la inundación que dejó la depresión tropical 19-E. Foto: El Debate

A pesar de las contingencias causadas por las inundaciones, el gobierno estatal desairó la donación de trece plantas móviles purificadoras de agua, con un costo de 10 mil dólares cada una, que le ofreció la fundación Fomento Social Mexicano AC.

Germán Arroyo, director ejecutivo de esta asociación, explicó que al enterarse de los daños que ocasionó en diversos municipios del estado la pasada depresión tropical 19-E, se comunicó vía correo electrónico con el secretario general de Gobierno, a quien le explicó sobre la donación de las plantas.

El funcionario le respondió que estaban interesados, y hasta lo felicitó por el apoyo. De ahí lo canalizaron a la Comisión Estatal de Agua Potable y Alcantarillado de Sinaloa (Ceapas) y a la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

Las lluvias e inundaciones a causa de la depresión tropical 19-E, en Sinaloa. Foto: El Debate

Desinterés

De acuerdo con Arroyo, realizó varias llamadas, envió una gran cantidad de mensajes y correos electrónicos a servidores públicos de ambas dependencias, pero nadie se comprometía.

Después, simplemente ya no le contestaron. La última llamada que realizó —dijo— fue al secretario particular de Álvaro Ruelas Echave, quien le contestó que le molestaba que lo llamara.

Según Germán Arroyo, le explicó que se trataba de la donación, y el funcionario le contestó que no estaba interesado, y que a él le molestaba que lo llamara.

Al no ver interés de los servidores públicos estatales, mandó un boletín a los miembros de su asociación, explicándoles que se cancelaba la donación por falta de respuesta de quienes deberían estar interesados.

Contradicción

Explicó que el gobierno de Quirino Ordaz Coppel no desprecio a su fundación, sino a las familias sinaloenses que necesitan este tipo de plantas durante las emergencias que se puedan presentar.

Lo irónico —destacó— es que el pasado viernes y sábado escuchó unas entrevistas de radio que le hicieron al mandatario estatal, en donde pidió a los empresarios que lo ayudaran con este tipo de plantas porque no hay en el estado.

Por esta razón consideró que Ordaz Coppel no se enteró de que a sus funcionarios ya les habían ofrecido la donación de trece plantas.

Arroyo señaló que, si un alcalde está interesado en tener una, pueden hacerle la solicitud, solo deben firmar un documento colaboración, ya que las plantas deben ser usadas para un bien común, no de forma particular, y ese aspecto se cuida mucho.