SAT tiene nueva ‘app’ para contribuyentes

 Mi Contabilidad es la nueva plataforma digital en la que los ciudadanos podrán conocer la cantidad que deberán pagar de sus impuestos

Por  Estefanía López Corral

Personas en espera de ser atendidas en las oficinas del SAT(Foto: El Debate)

Personas en espera de ser atendidas en las oficinas del SAT | Foto: El Debate

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) lanzó el 1 de octubre la nueva aplicación para celular Mi Contabilidad, con la cual se garantiza mayor facilidad y rapidez en los trámites para el pago de impuestos.

Con la nueva alternativa, las personas físicas registradas ante la Secretaría de Hacienda podrán determinar automáticamente el impuesto sobre la renta y el impuesto de valor agregado.

Asimismo, se liberan de la declaración informativa de operaciones con terceros y del envío mensual de la contabilidad electrónica.

¿Cómo funciona?

Lilia Gabriela López Cruz, administradora local de SAT, detalló que Mi Contabilidad, funciona a través de la página de internet sat.gob.mx y en la aplicación de SAT móvil. 

La plataforma se basa en las facturas emitidas y recibidas de los contribuyentes, con las cuales se pueden generar sus impuestos de forma automática al contar con sus ingresos y gastos dentro de su cuenta digital.

Les aparecerá únicamente sus ingresos y sus gastos, y lo único que tienen que hacer es seleccionar, aceptar y, con base en ello, ya les genera el impuesto

Beneficios

El principal beneficio para los contribuyentes es la eliminación total de la declaración informativa de operaciones y el envío mensual de la contabilidad. Además, es una gran alternativa para facilitar los trámites de control y  pago de impuestos.

Asimismo, combate la burocracia dentro de los procesos, ya que anteriormente el cálculo de impuestos se tenía que hacer manualmente.

Los contribuyentes podrán adicionar formas de pago dentro de la plataforma y así evitar acudir a una institución bancaria frecuentemente.

¿Para quiénes?

López Cruz comentó que esta app va dirigida a personas físicas que tienen ingresos por arrendamiento, servicios profesionales o actividad empresarial. 

Este servicio será de uso obligatorio a partir del 17 de octubre.