Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Continúan en riesgo zonas del campo pesquero Dautillos

NAVOLATO

Culiacán, Sin.- Las zonas que sufrieron inundaciones en el campo pesquero Dautillos, Navolato, tras el paso del huracán Manuel siguen estando en riesgo, denuncian afectados.

Y es que a casi un año de que el agua alcanzara más de un metro en el interior de la casa en donde vive al lado de su madre, Lupita Mártir, también mamá de dos niñas, asegura que las autoridades no han hecho nada por evitar que el sector vuelva a quedar bajo el agua.

Como triste recuerdo de ese suceso le queda el ropero desbaratado, el cual le han aconsejado no tirar con la esperanza de que el gobierno federal, a través de Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) les entregue el apoyo de 5 mil pesos que les ofreció.

En lo que respecta a algún desagüe o drenaje pluvial, para que el agua no se encharque, el gobierno no ha hecho nada, asegura.

Tampoco la autoridad les ha llevado despensas, y hasta el momento el programa de Empleo Temporal brilla por su ausencia, y viven de puro milagro, denuncia.

Jesús Peraza, habitante del lugar conocido como La Choya, relata que sólo bastará con que caiga una lluvia ligera para que se haga la tradicional laguna frente a su casa. Aunque esta problemática tiene años, las autoridades aún ni siquiera construyen un camino para poder salir. Él también manifiesta preocupación, porque las autoridades no han reparado en su totalidad el puente provisional que se hizo cerca de la entrada del campo y teme que con un aguacero se caiga y con ello quedar incomunicados.

Inconformidad. En Dautillos hay inconformidad con la forma en la que se han entregado los apoyos tras el huracán, dijeron varias amas de casa. Y es que tras las inundaciones, a muchos domicilios que quedaron bajo el agua, fueron autoridades municipales y estatales para tomar fotos y levantar una encuesta.

Luego de hacer una serie de papeleo, se les dijo que eran candidatas para recibir apoyo para que construyeran una vivienda en una zona segura, lo cual quedó en falsas promesas, comentaron.

Además algunas viviendas que se hicieron se les dieron a personas que ya tenían patrimonio o bien que no habitaban zonas de riesgo comentó María Luz Bueno Ramos. Por su parte Refugio Azucena Ramos otra vecina de la localidad dijo estar en la misma situación.

A ella le ofrecieron un lugar digno para vivir, y hasta la fecha no ha recibido nada.

Los habitantes llaman a las autoridades para que impulsen programas de trabajo y con ello poder mantener a sus familias.