Sinaloa

El valor de Juan Torres salvó ocho vidas

CLIMA

Por: Luis Enrique Moreno

Navolato. Juan Felipe Torres García es un pescador de Altata, y junto a su tío Carlos Torres se han convertido en los salvadores de los barcos camaroneros, así como de toda su tripulación.

Ellos no reciben salario alguno por parte de la Capitanía de Puerto por ser rescatistas, sin embargo, tienen la vocación de ayudar, y prueba de ello es que arriesgaron su propia vida y parte de su patrimonio para ayudar tanto a los barcos que estaban pescando en alta mar, como a los marinos que se habían quedado varados luego de que una ola hundiera su embarcación.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/sIM6s1H-qss?rel=0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Los hechos. Juan Felipe explicó que le ayudó a su tío Carlos Torres a meter barcos en la bahía de Altata, pues el clima les iba a impedir mantenerse en mar abierto. Una de las embarcaciones llamada Belén I, lo alertó de que auxiliara a la nave Christian Manuel, ya que el fuerte oleaje estaba golpeando la embarcación y el agua estaba penetrando en la misma. Esta embarcación no ingresó en el grupo de nueve que habían entrado en un primer momento en la bahía.

"'Voy ir por los chavalos', y me dejé ir. Al llegar a la boca estaba muy fea la reventazón, las olas estaban muy grandes y para salir en la panga tuve que hacer muchas vueltas porque la marea no me dejaba, hasta que encontré un lado para salir", señaló.

El pescador dijo que al llegar a donde se ubicaba el barco, miraba que el mar estaba agarrando al mismo; le pegaba y las olas salían por todas partes.

"Los chavalos me hacían señas de que nos arrimáramos, y como pudimos lo hicimos, pues se subieron, iban muy asustados", apuntó.

Los ocho marineros tenían los rostros amarillos por el susto, lo cual se les veía en el rostro. Todos portaban su chaleco salvavidas e iban vestidos únicamente con short y playeras, no pudieron recoger sus pertenencias.

"Ellos me comentaron que le hacían señas a las pangas, pero no los ayudaban, inclusive se les había bajado un tripulante; se les bajó al agua, empezó a nadar y una panga que iba pasando lo subió", declaró.

Ya cuando estaban en la panga de Torres García, los marineros les dijeron que se retiraran a tierra firme y que el barco se quedara.

El pescador dijo que si bien Capitanía de Puerto le había alertado también de que acudiera al rescate de los integrantes del barco, la ausencia de la autoridad marítima se hizo evidente, pues al ingresar los primeros barcos al puerto lo hicieron únicamente con las instrucciones que dieron Carlos Torres y Juan Felipe Torres.

"Gracias a Dios no hubo muertos en el mar, porque a como estaba, era para que hubiera pasado una desgracia", apuntó.

<img src="http://i.imgur.com/lIVCKOm.jpg" title="debate.com.mx"/>

Primeras maniobras. Carlos Torres recibió varias llamadas el domingo por parte de los capitanes de los barcos, quienes les solicitaban ayuda para resguardarse. Poco a poco, los barcos que estaban en el área se fueron enfilando y uno a uno sortearon las fuertes corrientes de agua y de aire. El empresario y pescador de Altata temía porque el oleaje era fuerte y se corría el riesgo de que las embarcaciones se hundieran.

Hubo momentos de tensión, ya que la embarcación Don Antonio Pérez XXI sufrió la embestida del Mar de Cortés en varias ocasiones y por momentos parecía que dejaba de flotar. Fue tanta la fuerza del océano que golpeó la cubierta del barco, que perdió un tanque de diesel de 200 litros.

Él guió a los barcos camaroneros hasta que estuvieron en la bahía, ya a salvo.

Los capitanes de las embarcaciones pidieron auxilio por medio de la radio a la capitanía de puerto y no obtuvieron respuesta.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/iCpAMOrwVdo?rel=0" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Dautillos incomunicado. Las lluvias y la corriente marítima provocaron que el puente provisional que conecta al puerto pesquero de Dautillos con la carretera, colapsara.

Esto se hizo evidente cuando una camioneta que transportaba mariscos quedó atrapada en la parte de en medio de esta vía.

Javier González, dueño de la empresa marisquera, explicó que el chofer que conducía la camioneta iba cargado con el producto marítimo cuando se atascó y ya no pudo avanzar. "Tan sólo iba el chofer y se pegó un buen susto; a la camioneta no le pasó nada", agregó. Javier González dijo que el puente tenía que haber quedado ya listo para este temporal de lluvias, pues fue dañado originalmente por el huracán Manuel hace un año.

Señaló que estos detalles también retrasan la comercialización de los productos del mar, ya que el puente provisional está hecho de tierra y con las lluvias se desgasta.

Apenas hace unos meses el Ayuntamiento de Navolato dio el banderazo a la rehabilitación de este punto de paso y el estado, con recursos del Fonden, que es el encargado de su construcción.

Miguel Calderón, presidente municipal de Navolato, dispuso de maquinaria del Ayuntamiento para sacar la camioneta varada y arreglar el paso para que los automovilistas pudieran circular por el lugar.

Al menos 10 autos, en ambos sentidos, estaban esperando cruzar por este punto.

<img src="http://i.imgur.com/QD4HSLQ.jpg" title="debate.com.mx"/>

Albergues. Miguel Calderón, presidente del municipio cañero, informó que hasta el momento sólo dos albergues se han habilitado formalmente en el municipio. Uno de ellos es el de Cetmar, ubicado en Altata, y otro es la Asegurada, en la cabecera central.

Señaló que el DIF municipal está apoyando a las familias con alimento, cobijo, medicinas y con kits de limpieza.

Agregó que el reporte que han tenido es que sólo se han presentado algunos daños materiales, pero afortunadamente no hay pérdidas humanas.

<img src="http://i.imgur.com/qlu8Rfu.jpg" title="debate.com.mx" />

"Estamos valorando la posibilidad de pedir al Gobierno del Estado que se nos declare como zona de emergencia para conseguir algún apoyo para los afectados", declaró.

Pidió a la sociedad mantenerse alerta de los anuncios que las autoridades estén emitiendo.

En esta nota:
  • INUNDACIONES
  • NAVOLATO
  • ODILE
  • LLUVIAS
  • CLIMA