Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Hallan osamenta humana cerca de Cacalotán, Rosario

ROSARIO

Rosario, Sinaloa.- En el fondo de un barranco fue localizada una fosa clandestina con los restos de una persona del sexo masculino.

Investigadores de homicidios lograron ubicar la osamenta después de recibir una denuncia vía telefónica.

Los despojos humanos se encontraban ocultos entre la maleza de un precipicio que está por la carretera Rosario-Cacalotán, a unos cuatro kilómetros del entronque con la carretera internacional México 15, en el municipio de Rosario.

<iframe width="560" height="315" src="//www.youtube.com/embed/Y9Tll3fpNBc" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>)

La denuncia. A las 08:20 horas, investigadores de la agencia de homicidios dolosos recibieron una denuncia vía telefónica, de que por la carretera que conduce a Cacalotán se encontraban varias personas muertas.

Las especulaciones no se hicieron esperar, y había la versión de que serían más de cinco los muertos tras un enfrentamiento.

Los policías planearon un operativo para movilizarse hacia la Ciudad Asilo y corroborar la información que se divulgaba en ese momento.

Tres patrullas con agentes de la Policía Ministerial del Estado, personal del departamento de Servicios Periciales y del Semefo, se trasladaron al lugar.

En el estacionamiento de un centro comercial que está a orillas de la carretera, en el municipio rosarense, investigadores se entrevistaron con una persona que le dio santo y seña de dónde se encontraba el cadáver.

El hallazgo. El convoy de policías ingresó por la carretera a Cacalotán y desviaron por el camino que conduce al poblado Loma Blanca.

Después retornaron y continuaron por la carretera.

Medio kilómetro adelante hicieron alto, en un área donde se quema basura.

Las coordenadas que poseían señalaba que el cadáver se encontraba al descender la quebrada.

Los agentes bajaron alrededor de 20 metros, por caminos estrechos y maleza que impedían caminar.

Fue al tocar fondo donde ubicaron un montón de piedras sobre tierra removida y cubierta de cal. Al revisar, localizaron huesos humanos.

Peritos en criminalística ordenaron la limpieza del área para descubrir la osamenta.

Las evidencias. Policías localizaron un short de mezclilla en color azul y una camisa de resaque.

También un cinto de tela. En lo que sería el hueso del antebrazo, descubrieron que llevaba enredado una cuerda. Esto les hizo suponer que a la víctima la llevaron amarrada al lugar de su sepultura.

En la tumba clandestina localizaron un encendedor de color amarillo, unos auriculares con su celular, tres fundas y un rosario.

El Servicio Médico Forense se encargaría de realizar estudios antropológicos para determinar el tiempo de muerte y las posibles causas.

Los restos fueron trasladados al Servicio Médico Forense de Mazatlán para ser analizados.

Twitter: @DBT_Mazatlan

Facebook: El Debate Mazatlán