Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Un Altata con contrastes al finalizar la Semana Mayor

NAVOLATO

Navolato, Sin.- Tras un visoreo por la playa de Altata, Navolato, al finalizar la Semana Mayor; se observó un puerto de contrastes, por una parte, en el recién inaugurado malecón se miró desorden, y algunos montones de basura en las orillas de la bahía; mientras que en el lado de la zona residencial, la playa lució más limpia, incluso se veían montones de basura ordenados en las esquinas, con los desperdicios depositados en bolsas negras.

La cantidad no asegura la calidad. A pesar de un gran despliegue policiaco por parte de las distintas corporaciones locales, desde el grupo Élite, la Policía Ministerial y lo que queda de la Policía Municipal de Navolato; se presenciaron algunos actos de violación al bando de policía, y actividades que ponían en riesgo la integridad de los turistas.

Entre estos hechos está la conducción de los vehículos llamados "racers", los cuales eran conducidos a exceso de velocidad y por menores de edad, por la calle paralelas al malecón, estos conductores tampoco portaban ninguna protección reglamentaria como cascos, y este tipo de transportes carecen de emplacado hasta hoy; en la misma situación se observó cuatrimotos, donde los conductores tampoco portaban cascos, conducían a exceso de velocidad y en ocasiones, sus conductores eran menores de edad; los agentes presentes en ningún momento se vio que realizarán alguna amonestación a las personas que manejaban estos vehículos.

Opiniones encontradas. Algunos vacacionistas dijeron sentirse cómodos con la remodelación del malecón de Altata, les parece que el lugar luce mejor, sin embargo, declararon su malestar por la medida de no permitir el paso de vehículos a esta zona, ya que esto resultó una dificultad para el traslado, sobre todo para aquellas familias que portaban hieleras o equipos deportivos y acuáticos.

El mal ejemplo. Durante el recorrido, se sorprendía a trabajadores del Ayuntamiento de Navolato, orinando en la vía pública, justo a un costado de un vehículo oficial del municipio.