Nuestros Principios

Historia

EL DEBATE es un periódico sinaloense con más de siete décadas de historia y actualmente uno de los portales digitales más vistos de México con su sitio web Debate.com.mx. El primer tiraje del diario contempló 500 ejemplares el 10 de marzo de 1941 en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa. Fue fundado por Manuel Moreno Rivas y más tarde adquirido y dirigido por la familia Salido.

DEBATE es considerado un referente de la información en el noroeste de México. A lo largo de su historia ha dado cuenta del crecimiento económico, social y político, así como de los eventos más trascendentales de Sinaloa con sus ediciones impresas en las cinco ciudades más importantes del estado.

EL DEBATE de Los Mochis fue cuna de las otras ediciones: el 24 octubre de 1972 en Culiacán; el 12 de abril de 1980 en Guamúchil; el 24 de octubre de 1984 en Guasave y el 11 de octubre del 2000 en Mazatlán.

Al grupo editorial se sumaron diez periódicos populares que informan el acontecer diario en el ámbito policiaco, social, denuncias comunitarias, deportes y espectáculos Los diarios La i y La Sirena nacieron en 2004 y 2012, respectivamente.

La experiencia, pasión y talento de EL DEBATE se ha expandido para ofrecer hoy en día historias y contenido diverso para el consumo y disfrute de una gran comunidad en todo el mundo a través de sus sitios debate.com.mx, soycarmin.com, albat.com, enpareja.com, chispa.tv, oportuna.com, nacionrex.com, lasirena.la, bigfish.mx, tonica.la, soyfutbol.com, clasificados.debate.com.mx, mibolsillo.com, tiendaeldebate.com y show.news.

EL DEBATE tiene una gran compromiso y espíritu social que la compañía ha materializado en la creación de dos fundaciones: el 30 de marzo de 2010 se originó Fundación EL DEBATE, IPA, con el fin de vincular el deporte como motor de integración familiar en niños y jóvenes. Posteriormente, el 4 de septiembre de 2013, se emprendió la Fundación Pilar de Esperanza, IAP, una institución de asistencia privada cuyo objetivo es apoyar profesionalmente a personas en situación de vulnerabilidad.

De igual forma es importante mencionar que EL DEBATE se ha diversificado empresarialmente hacia el giro educativo y médico, al mismo tiempo que mantiene e incrementa su presencia popular, por lo que sus historias han sido dignas de múltiples reconocimientos de la sociedad civil, de organismos nacionales e internacionales, llevando como un estandarte vigente hasta la posteridad el lema desde el inicio: Sirviendo a la región, servimos a la patria.

Misión

La misión de DEBATE consiste en proveer contenidos que satisfagan a las audiencias, a través del ejercicio responsable de los derechos de libre expresión e independencia, y con fundamento en los principios de legalidad, veracidad, imparcialidad, calidad informativa y trabajo profesional. Nuestro compromiso es con la comunidad: vigilar el actuar de los poderes políticos, contribuir a la vida democrática de nuestro país y difundir la diversidad de voces.

DEBATE ha de ser un generador de contenidos multiplataforma atractivo, competitivo y eficaz para los anunciantes, ofreciendo soluciones novedosas en tecnología publicitaria y redes digitales.

DEBATE persigue el liderazgo y el crecimiento, a través de la innovación tecnológica y la capacitación constante de su equipo.

Principios

LIBERTAD RESPONSABLE

Estamos conscientes de que el derecho a la información pertenece a los ciudadanos y hacemos valer ese derecho con responsabilidad.

Veracidad

Publicamos contenidos apegados a los hechos a fin de brindar las mejores coberturas, historias, análisis e investigaciones del acontecer local, estatal y nacional.

Imparcialidad

Es nuestra base editorial. Todo nuestro contenido informativo debe ser justo, tolerante, libre de prejuicios, con amplitud de criterio y respeto hacia la diversidad y las ideas.

Calidad informativa

Presentamos los mejores contenidos a nuestras audiencias con respeto y ética, siempre siguiendo el interés público.

Compromiso con la comunidad

Nos distinguimos por ser un medio promotor de la democracia, la transparencia, la igualdad, los derechos humanos, el deporte, la convivencia familiar y la difusión de las quejas ciudadanas de cualquier sector social.

Vigilancia del poder

Somos un medio vigilante del actuar de los poderes políticos e instituciones, entendiéndolo como un principio fundamental para que los ciudadanos tomen decisiones informadas y útiles en la vida democrática.

Código de ética

DEBATE, empresa multiplataforma independiente dirigida a un público heterogéneo, provee contenidos confiables, diversidad de opiniones, análisis y entretenimiento a través de un manejo profesional del lenguaje y las imágenes.

DEBATE interactúa con la sociedad mediante la distribución de contenidos de interés para los diferentes sectores que integran la comunidad que nos lee y sigue.

Sin excepción, los integrantes y colaboradores de DEBATE en sus diversas plataformas: Impresos, digital y redes sociales, nos auto imponemos este catálogo de principios y valores que sustentan nuestras relaciones con las fuentes, los lectores, los anunciantes y la comunidad. Cada uno de nosotros, consciente de que nuestro valor más importante es la credibilidad, está obligado a cumplir y vigilar el cumplimiento de estas normas.

INDEPENDENCIA

Estamos conscientes de que el derecho a la información pertenece a los ciudadanos y hacemos valer ese derecho con responsabilidad.

Libertad

- DEBATE respeta el derecho de la ciudadanía a la libertad de expresión. No podrá coartarse la libertad de difundir, investigar y recibir opiniones, informaciones, ideas, a través de cualquier medio sin limitación de fronteras, ni ante el abuso de controles oficiales o particulares, de acuerdo con el artículo séptimo de la Constitución de México y el décimo noveno de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; esto siempre y cuando dichas expresiones no lesionen derechos de terceros ni contravengan disposiciones legales, constitucionales ni las previstas en los tratados internacionales.

Veracidad

- Los rumores no son noticia. Frente a ellos, DEBATE asume una actitud seria y profesional, se compromete a investigar, y cuando se encuentran datos ciertos y hechos verídicos los publica, consigna las fuentes y las evidencias de su contenido. Antes de publicar se confirma.

- DEBATE no realiza montajes informativos ni altera el sentido informativo de sus contenidos.

Imparcialidad

- DEBATE es un medio apartidista y ajeno a cualquier candidato independiente.

- DEBATE tiene como política que toda denuncia o acusación debe contar con la versión de la parte acusada. El periodista deberá buscarla por todos los medios a su alcance. En caso de que no se le encuentre el mismo día o evidentemente se niegue a responder o se oculte, se incluye esa explicación en la nota tanto en la versión impresa como digital.

- Las opiniones, comentarios, acusaciones, denuncias vertidas durante transmisiones en vivo son responsabilidad exclusiva de quienes las emiten.

- Los obstáculos puestos a la tarea periodística se publican sólo en caso de que por sí mismos sean noticia.

Pluralidad

- DEBATE no censura ninguna de las distintas corrientes del pensamiento. Sus columnas de opinión y sus páginas editoriales reflejan la confrontación de ideas políticas en el ámbito local, nacional e internacional, y la heterogeneidad de ideas.

- Los colaboradores tienen toda la libertad para expresar abiertamente sus simpatías y antipatías partidarias.

- La postura pluralista hacia las ideas políticas es igualmente válida para las demás expresiones.

- DEBATE no escribe expresiones ofensivas hacia una comunidad por razones de origen étnico o nacional, color de piel, cultura, sexo, género, edad, creencia religiosa, la condición social, económica, de salud o jurídica, preferencia sexual, discapacidad, apariencia física, situación migratoria, el embarazo, la lengua, las opiniones, la identidad o filiación política, el estado civil, la situación familiar, el idioma, los antecedentes penales o cualquier otro motivo. Se evita toda referencia discriminatoria.

- Los periodistas no deben atribuir a personas o comunidades valores o funciones sociales inferiores, ni usar figuras estereotipadas con la finalidad de ofender, faltar a la dignidad de los grupos o personas, ni menospreciar.

- La política de diversidad se aplica también en la contratación de talento pues consideramos que en la medida que tengamos una redacción heterogénea podemos abordar mejor las historias de nuestra sociedad y generar contenidos plurales.

Calidad de la información

- DEBATE procura que las declaraciones y opiniones no sean confundidas con hechos.

- Por regla general, los hechos y las evidencias documentales o tangibles están sobre las declaraciones y los dichos.

- Los reporteros y los editores acuden sólo a fuentes confiables y, además, cotejan con otras fuentes los datos que les parecen inconsistentes. Si el editor considera que una fuente carece de fiabilidad, elimina la información de inmediato. Cuando se requiere, se acude a especialistas imparciales.

- No se omiten de manera dolosa los datos significativos de un contenido.

- DEBATE le da seguimiento a todas las noticias relevantes, incluso a las publicadas por otros medios, mientras sean importantes para la comunidad.

- DEBATE presenta contenidos en su justa dimensión, sin exagerarlos, pero tampoco sin minimizarlos, tratando de hacerlo siempre de manera objetiva, precisa y clara. Los reporteros y los editores cuidan que los titulares se ajusten fielmente al contenido de los artículos respectivos.

- DEBATE rechaza la reproducción o usurpación de contenidos entendido como plagio. Este medio se compromete a atribuir el crédito a la fuente original.

- El contenido generado por agencias de noticias publicado en nuestras plataformas es responsabilidad de las empresas informativas y no de DEBATE.

- Personal de DEBATE porta siempre la identificación oficial del medio, sea de manera visible o no.

Conflicto de interés

- DEBATE debe pagar los viáticos y todos los gastos inherentes a la cobertura informativa.

- DEBATE rechaza los regalos, las gratificaciones y el trato preferencial para sí o para allegados por parte de las fuentes informativas. Si algún regalo llegara a la empresa, el área de recursos humanos de la plaza lo regresará o donará a instituciones de beneficencia.

- El periodista que se vea afectado de manera directa por una situación (personal, económica, comunitaria) y pueda comprometer su independencia no participará en dicha cobertura, salvo que ese periodista lo haya vivido de manera personal y esta situación sea de interés público.

- Ningún reportero escribe notas de fuentes o asuntos con los cuales tenga vínculos de interés extra periodístico. Ningún reportero o editor de EL DEBATE presta servicios subordinados en dependencias gubernamentales ni organismos o instituciones cuyos intereses pudieran comprometer su imparcialidad y su credibilidad.

- Los convenios con entidades gubernamentales orientados a la promoción deportiva, al fomento cultural o al desarrollo comunitario no implican tratamiento especial para la información que surja acerca de ellas.

- La condición de empleado de DEBATE no puede ser usada para la obtención de beneficios personales de ninguna índole.

- Los fotógrafos, camarógrafos, columnistas, editores, reporteros y colaboradores -nadie más- podrán acreditarse a eventos deportivos, culturales, de espectáculos y de diversa índole, exclusivamente para efectuar su trabajo de cobertura informativa.

Anonimato

- En el caso extraordinario de que DEBATE tenga que guardarse el nombre de una de sus fuentes, sea porque la persona considera que puede poner en riesgo su seguridad, integridad, empleo o porque así se ha convenido con el editor, el compromiso de confidencialidad es total: DEBATE jamás lo romperá.

- Si la fuente consultada opta por el anonimato, su identidad se ocultará tanto en video, fotografías y audios, ya sea difuminando su rostro o bien distorsionando el tono de su voz con el fin de que no pueda ser reconocida; preservando así el anonimato.

Firmas

- DEBATE genera diversos contenidos informativos amplios, que se alejan de una opinión personal emitida por su autor. Estos artículos son notas, reportajes, investigaciones, encuestas, crónicas, entrevistas, videos, documentales, entre otros géneros periodísticos, que son producidos por periodistas de la empresa en base a la verificación de los hechos, análisis de datos, documentos, declaraciones diversas recabadas con testigos, expertos, ciudadanos, así como con trabajo en el lugar donde ocurran los acontecimientos. Estos contenidos serán siempre firmados por los periodistas, salvo los casos descritos en este documento. Este crédito significa responsabilidad y compromiso profesional.

- Cuando los contenidos se firmen como Redacción será en los siguientes casos:

A. Si el equipo o el periodista que participó en la generación del contenido considera que existe un riesgo para su integridad por la exposición de sus nombres.

B. Los boletines no se firmarán. En el caso del boletín se colocará un distintivo para especificar que es un comunicado, en la versión digital se integrará en el artículo el link de la fuente original.

- Este medio también puede publicar contenido de otros medios de comunicación, editoriales o periodistas previa autorización, para lo cual se firmará con el nombre del medio, editorial y/o periodista.

- Cuando el contenido sea de una agencia informativa se firmará con su nombre.

- DEBATE maneja contenidos que corresponden a opiniones de quien redacta, como es el caso de colaboradores externos o empleados de DEBATE. Dichas opiniones son responsabilidad exclusiva de quien las firma, ya que no pasan por el control de este medio, lo cual es parte de su política de respeto a las opiniones de sus columnistas y colaboradores.

- DEBATE incluye columnas institucionales que no son firmadas por ningún autor. Estas reflejan la opinión de DEBATE y, por tanto, la responsabilidad de este contenido lo asume este medio.

- Los editoriales, que expresan el punto de vista institucional sobre diversas temáticas de actualidad, son opiniones responsabilidad de DEBATE y no se firman.

- Los cartones son contenido editorial, el cual es firmado por sus autores. Reflejan una reflexión, crítica, humor, visión del mundo, el acontecer local, nacional o internacional, y no la opinión de DEBATE.

- DEBATE también publica contenido generado por su audiencia, tales como videos, fotografías, historias, audios, etc.; esto bajo previa verificación y autorización del autor, dando el crédito correspondiente a la persona.

Respeto

- La vida humana está antes que cualquier noticia. DEBATE no publica notas de secuestros mientras esté en evidente riesgo la vida de una persona, aunque otros medios lo hayan hecho.

- Tampoco se publican suicidios, a menos de que la persona sea un personaje público o porque ocurra en un lugar público o en las instalaciones penitenciarias o de policía y haya duda de la causa.

- Ningún reportero de DEBATE tiene que arriesgar su vida de modo temerario con tal de conseguir información.

- DEBATE no escudriña en la vida privada de la gente. Sólo se publica la información que pudiera tener repercusiones en la comunidad y que trate de temas de trascendencia que pudieran ayudar a la toma de decisiones. Aunque el quehacer de las personas públicas gobernantes, políticos, artistas, deportistas, entre otros, reduce el círculo de su privacidad, el periodista está obligado a percibir y respetar los límites que dispone y marca la ley, los tratados internacionales y la Constitución Federal.

- DEBATE es especialmente cuidadoso para con las víctimas. En casos de denuncia de violación, estupro, atentados al pudor, hostigamiento, acoso, persecución y similares se evitará la publicación de indicios que propicien la identificación de la víctima.

- Los detenidos, acusados, sospechosos, imputados de un delito (presuntos inocentes hasta que se demuestre lo contrario) son tratados como tales y no como delincuentes.

- Cuando se declare formalmente que una persona se encuentra sustraída de la acción de la justicia, se podrá publicar la imagen y datos personales completos del acusado, como lo indica el Código Nacional de Procedimientos Penales.

- Las imágenes de adolescentes infractores no se publican a menos que se cuente previamente con la autorización expresa de los padres (ambos), tutores o de quien legalmente pueda otorgarlo.

- En el caso de víctimas del delito que sean menores de edad, los padres (ambos), tutores o quien legalmente pueda otorgarlo deberán autorizar previamente y por escrito la publicación de cualquier contenido que permita identificar a los niños, niñas y adolescentes.

- Cuando la imagen, nombre y otros datos personales de un niño, niña y adolescente sean requeridos para destacar se deberá contar previamente con la autorización expresa de los padres, tutores o de quien legalmente pueda otorgarlo.

- Los reporteros no utilizan términos groseros. Las palabras altisonantes dichas por un personaje público se reproducen, con todas sus letras, sólo si ellas contienen el valor noticioso que no puede expresarse de otro modo.

- DEBATE no hace bromas a su audiencia ni a la comunidad en general. No escribe notas falsas ni de broma.

- DEBATE escribe con apego a la Ortografía de la Lengua Española y se apoya en sus licencias y flexibilidades para adecuarse al español usual en México.

Niñez

DEBATE respetará la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes así como la Declaración Universal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes en la publicación de contenidos relacionados con este grupo de edad.

Animales

DEBATE se sujetará a las disposiciones de respeto contenidas en la Declaración Universal de los Derechos Animales al momento de generar algún contenido en este sentido.

Compromiso con la comunidad

- DEBATE es solidario con campañas de ayuda a grupos necesitados o en condiciones de emergencia, pero no asume como propia ninguna causa individual.

- DEBATE promueve la cultura y los deportes.

- DEBATE procura ser un medio de comunicación equilibrado y, ante las quejas y lamentaciones cotidianas, busca y publica las buenas noticias, también destaca lo positivo de la gente común, refleja y enaltece sus valores.

Política de publicidad

- En las ediciones impresas toda pieza publicitaria se distingue y se separa de la información; en el caso de contenido en el medio digital se leerá la leyenda que es patrocinado.

- Los textos publicitarios son redactados por personal del área de Content Marketing.

- Ningún integrante del área de Redacción participa en la venta de publicidad.

- Los periodistas no difundirán mensajes publicitarios en formatos informativos, a excepción de las campañas de difusión de las empresas en la cual los periodistas laboren, así como campañas de instituciones que contribuyan al bienestar social.

- Los intereses publicitarios no pueden motivar la publicación de un artículo informativo.

- Los contratos publicitarios no comprometen nuestra independencia editorial.

- Durante las campañas electorales, la publicidad política no condiciona la preferencia para el manejo de la información.

- Nadie se compromete a publicar tal o cual informe de una fuente. Nadie cobra por hacer que alguna nota se publique.

- Los desplegados acusatorios siempre indican el nombre de la persona responsable de la publicación. El departamento de Publicidad exige la documentación necesaria para autorizar la publicación y el anuncio se sujetará a las disposiciones legales inherentes al uso de imagen e información personal.

Redes sociales

- Los comentarios que emitan los periodistas, colaboradores y funcionarios del medio a través de nuestras cuentas de redes sociales se realizarán de acuerdo a lo estipulado en nuestro Código de Ética.

- Los comentarios, videos, memes, audios, fotos (otros contenidos) que publiquen usuarios de nuestras diversas cuentas de redes sociales se someterán a las políticas de las respectivas plataformas, y DEBATE se mantendrá ajeno a las decisiones tomadas.

- Todas las opiniones de trabajadores y funcionarios de DEBATE reflejadas en sus redes sociales personales son a título propio y no reflejan la posición del medio.

Elecciones

- DEBATE entiende que el ejercicio de verificación de la información tiene especial relevancia durante campañas electorales debido a que tiende a circular mayor desinformación.

- Los periodistas de DEBATE ven la cobertura de elecciones como un servicio social más, para fomentar decisiones informadas de parte de los electores.

- Los periodistas de DEBATE no fijan posturas ni hacen recomendaciones sobre el sentido del voto, el cual es un ejercicio libre e irrenunciable de cada ciudadano.

- El medio marca una clara línea divisoria entre información y opinión.

- DEBATE es mesurado en el manejo de la información, aportando una postura basada en los hechos, y lo más alejada posible de las propagandas y guerras sucias que caracterizan a los procesos electorales.

- Se buscará dar a conocer los perfiles de todos los candidatos y sus plataformas, de manera equitativa.

- Un voto informado e inteligente, sin importar el sentido del mismo, es la meta de toda cobertura electoral de DEBATE.

- Si DEBATE detecta posibles conflictos de interés de sus editores o periodistas en relación a una campaña, toma medidas para garantizar la objetividad.

- Si los empleados y funcionarios de EL DEBATE deciden ser candidatos, participar activamente en campañas partidistas o recibir una remuneración u otro tipo de beneficio para él o sus allegados, deberán renunciar a su cargo de manera inmediata. En caso de que la persona desee regresar a su cargo tras culminar la elección, quedará a consideración de los directivos de la empresa.

- En toda encuesta electoral realizada por DEBATE se indican la metodología aplicada, el tamaño de la muestra y el margen de error, así como todas las disposiciones contenidas para medios de comunicación en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales de México.

- Las encuestas electorales realizadas por otros medios de comunicación y casas encuestadoras cuyo contenido completo o parcial se publique en DEBATE es responsabilidad de dicho medio o casa encuestadora de cumplir con los lineamientos de la citada Ley electoral.

- Las encuestas contratadas a modo de gacetilla se distinguen por su tipografía, por el marco o por la frase 'Inserción pagada', asimismo deberán someterse a las disposiciones de la Ley Electoral.

- DEBATE distingue entre encuesta y sondeo. Cuando publica el resultado de un sondeo, explica sus limitaciones.

- Este medio publicará los resultados de una elección política tomando como fuente la información generada por el Instituto Electoral correspondiente.

Privacidad

Consulte nuestro aviso de privacidad.

https://www.debate.com.mx/pages/aviso-de-privacidad.html

Rectificación de errores

- Los periodistas no deben difundir material falso, engañoso o impreciso. Si así lo hiciesen deberán rectificar la información o precisar de forma inmediata a través de la fe de errores, aunque nadie reclame. El error se admite sin regateos y se ofrece la disculpa correspondiente.

- Si usted detecta un error o una imprecisión en algún contenido, por favor comunicarse con el editor responsable.

- En el website de DEBATE se modificará el artículo con el error y se colocará una nota al final del artículo corregido señalando el error y las correcciones realizadas al mismo.

- Usted también puede comunicarse con nosotros llenando un formulario para reportar un error en este link: www.debate.com.mx/pages/contacto.html.

Derecho de réplica

Las personas y las instituciones tienen derecho a corregir, precisar y desmentir la información falsa e inexacta que DEBATE haya publicado. Toda petición de aclaración deberá canalizarse hacia el representante legal, Jaime Osuna Salazar, dirigirse al domicilio Blvd. Francisco I. Madero 555 Col. Centro, Culiacán, Sinaloa, CP 80000. Teléfono. 52+ 667 7590900, extensión 67071, jaime.osuna@debate.com.mx.

Propiedad y financiación

EL DEBATE es una sociedad mexicana, legalmente constituida de conformidad con las leyes de los Estados Unidos Mexicanos. Fundado en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, el 10 de marzo de 1941 por Manuel Moreno Rivas, hoy en día es propiedad de la familia Salido. Tiene su sede en Culiacán con ediciones regionales y corresponsalía en Ciudad de México. Somos un grupo de medios independiente con uno de los portales de noticias más visitados en México, debate.com.mx*.

C.P. Luis Javier Salido Artola
Presidente Ejecutivo de Empresas EL DEBATE
(*) Medición Comscore |

Directorio

Boulevard Francisco I. Madero 555 Pte. colonia Centro, C.P. 80,000. Culiacán, Sinaloa, México. Si desea contactar con la redacción puede comunicarse al tel. (52) 6677 59 09 00 ext. 67000

Política de verificación de datos (fact checking)

Metodología
Verificación de hechos (fact checking)

1. Los periodistas que integran la unidad de investigación de EL DEBATE verifican el discurso de los actores políticos para confirmar la veracidad de sus dichos.

2. Verifican en vivo el discurso de los políticos durante debates o informes, publicando las verificaciones en tiempo real a través de debate.com.mx así como en las redes sociales institucionales.

3. DEBATE checa la información que se comparte a través de redes sociales, mensajería instantánea o que se recibe mediante denuncias ciudadanas para confirmar si se trata de información falsa. En caso de detectarse se publica señalando la mentira y se desmiente.

Pasos

A. Primeramente se selecciona la frase o declaración no así las opiniones, siempre y cuando se sostengan en datos, estadísticas, hechos, datos históricos.

B. La elección se realiza de acuerdo con la relevancia del personaje que lo emite, así como el impacto público o la importancia del asunto.

C. Se consultan fuentes originales, alternativas y oficiales.

D. Ubicar en el contexto.

E. Una vez que se verifica una información, los periodistas de DEBATE otorgan una calificación:

- Verdadero. La afirmación pudo demostrarse es verdadera, al ser contrastada con diversas fuentes y datos confiables.

- Casi verdadero… Alguna parte de los datos se omiten.

- Engañoso. La afirmación puede coincidir sólo con ciertos datos, pero ha sido sacada de contexto para generar un mensaje en particular de ataque a un contrincante y beneficie al emisor del mensaje.

- Falso. La frase, afirmación, comentario es falso, al no haber elementos para comprobarlo.

Contacto
Lucía Mimiaga
Editora de la Unidad de Investigación
lucia.mimiaga@debate.com.mx