Sociales

La linda María Joaquina recibe un sacramento más en la grey católica

1/13 Estefanía Beltrán Ochoa con sus hijas, María Joaquina y Máxima Tamayo Beltrán.Debate.

2/13 Hellen Ortiz de Cota y Guillermo Cota López, con su ahijada María Joaquina Tamayo Beltrán.Debate.

3/13 Hildelisa Ochoa de Beltrán y Rosario Antonio Beltrán Ureta, al lado de su nieta.Debate.

4/13 Josefina Bastidas de Ley y Aída Ley felicitan a María Joaquina Tamayo Beltrán.Debate.

5/13 La niña, con algunas de sus amigas al finalizar la misa.Debate.

6/13 Priscila y Thomás Heather, con María Joaquina Tamayo Beltrán.Debate.

7/13 Imelda Valle felicita a María Joaquina.Debate.

8/13 Arturo Cárdenas y Gabriela Martínez, padrinos de bautizo de María Joaquina.Debate.

9/13 Foto del recuerdo al finalizar la misa de primera comunión de la niña.Debate.

10/13 Natalia Díaz Gámez, María Joaquina Tamayo Beltrán y Priscila Díaz Torres.Debate.

11/13 La familia Cota Ortiz, junto a la festejada.Debate.

12/13 El padre José María Rubín, con María Joaquina Tamayo Beltrán.Debate.

13/13 Herman Tamayo Ley y María Joaquina Tamayo Beltrán.Debate.

Con mucha emoción y una bella sonrisa fue como María Joaquina Tamayo Beltrán llegó al templo de la Sagrada Familia para realizar su primera comunión

Por Mariana Félix

-

Culiacán, Sinaloa.- Un día muy especial, vivió la encantadora María Joaquina Tamayo Beltrán en el templo de la Sagrada Familia, al realizar su primera comunión en una misa que fue impartida por el padre José María Rubín. 

Durante el servicio religioso, la estuvieron acompañando sus padres, Estefanía Beltrán Ochoa y Roberto Tamayo Ley, y su hermana, Máxima Tamayo Beltrán. En el lugar, también se encontraban reunidos sus abuelos, Rosario Antonio Beltrán Ureta, Hildelisa Ochoa de Beltrán y Aída Ley, y su bisabuela, Josefina Bastidas de Ley, entre otros invitados más. 

Como parte fundamental para la realización de esta ceremonia, María Joaquina con días de anticipación, le pidió a Hellen Ortiz de Cota y a Guillermo Cota López que fueran ellos sus padrinos de comunión, a lo que accedieron con alegría al ser ella de sus personas más queridas. 

Y sin duda, el momento más emotivo del servicio religioso fue cuando María Joaquina comulga por primera vez ante la alegría y emoción de cada uno de sus familiares y amigos reunidos en este lugar sagrado.

Minutos antes de darse por iniciada la misa, Hildelisa Ochoa de Beltrán, abuela de María Joaquina, le entregó a su nieta una bonita cadena que la cuidara siempre y la protegerá de todo mal.

Al terminar la misa, todos sus familiares se acercaron a la niña para felicitarla, llenarla de bendiciones y tomarse con ella la foto del recuerdo de este paso más que da en su preparación eclesiástica. Posterior a esto, la festejada y sus invitados se reunieron en un lindo restaurante del área Tres Ríos para degustar de una exquisita comida en su honor. Lugar el que llegaron de sorpresa,  Arturo Cárdenas y Gabriela Martínez, padrinos de bautizo de María Joaquina.

Síguenos en
Más sobre este tema