Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Una pasión de Corazón Flamenco

PERFILES Entrevista

Una pasión de Corazón Flamenco

Una pasión de Corazón Flamenco

Una pasión de Corazón Flamenco

Una pasión de Corazón Flamenco

Una pasión de Corazón Flamenco

Una pasión de Corazón Flamenco

Una pasión de Corazón Flamenco

Una pasión de Corazón Flamenco

Una pasión de Corazón Flamenco

Culiacán, Sin.- Un gusto por interpretar el baile español nació a los cuatro años en Alejandra Fernández Zazueta, a quien esta danza, junto con el flamenco, le atrajo por el carácter, la fuerza y la pasión que se sienten al bailarlo.

Sus estudios

Estudió la licenciatura en nutrición y es directora y maestra de Corazón Flamenco, para lo cual se ha preparado con un sistema de certificación de la Escuela de Danza Española, con el fin de dar a conocer todo lo que ella sabe acerca de esta gran danza.

¿Hasta dónde quieres llegar con el baile?

"Mi mayor sueño es fomentar la pasión del flamenco y el arte de la bella Andalucía y su gente, comprometida con actualizaciones constantes, para sumar bailarinas con bases sólidas y un gran corazón por esta danza", enfatizó.

Para Alejandra, el flamenco es un baile que viene dentro del alma, es una forma de vida y lo que la ha acompañado siempre como su fiel y gran amigo.

¿Dónde te has preparado?

"Inicié mi preparación con la maestra Malú Palazuelos desde los 4 años. A los 13 es cuando nació mi gran amor por el baile español. A los 20 inicié el sistema de certificación de la Escuela de Danza Española, del maestro Arcadio Carbonell, concluyendo el sistema", comentó

Pero en el afán de adentrarse más en el flamenco, Alejandra acudió cuatro veranos a la escuela de Matilde Coral en Sevilla, donde ha tenido la oportunidad de tomar cursos de actualización, al igual que en la ciudad de México, ya que, gracias al auge que esta disciplina ha tomado en los últimos años, han tenido la visita a México de grandes figuras del flamenco, entre ellas Rocío Molina, María Juncal, Eva La Hierbabuena, Antonio El Pipa, Olga Pericet, Farruquito y Pastora Galván.

Sus raíces

Alejandra, al tener raíces españolas, tuvo gran influencia de su padre, quien fue el que la inició, primero, en el gusto por la música, y su gran maestra, Malú Palazuelos. Esto la inspiró a querer saber un poco más acerca de esta disciplina, su país y su cultura, quedando enamorada de este maravilloso arte.

Su motivación

"Diariamente me motiva el compartir mis conocimientos y gusto por este arte, así como formar nuevas bailarinas y aficionadas al flamenco. He tenido bastantes alumnas, a las que he enseñado durante más de tres años y medio que llevo como directora y docente en Corazón Flamenco", dijo.

"Estar arriba de un escenario es la satisfacción más grande, es el confirmar que sigo dentro de mi sueño, ya que el bailar flamenco en un escenario simplemente como algo irreal, es como si pudiera volar", añadió.

¿Qué mensaje le das a los papás para que sus hijas practiquen flamenco?

"Principalmente, darles a conocer que es arte de fuerza y pasión. No el más común ni el más sencillo, por lo cual es especial. Te impulsa a formar tu propio carácter para poder interpretar tanto en el baile como en tu vida personal. Sin dejar de mencionar que es un excelente ejercicio cardiovascular, de coordinación mental y física, con el cual también se adquiere una postura adecuada", argumentó. "A los caballeros, les quiero comentar que vivimos otros tiempos, que vengan y conozcan acerca del baile, ya que es tanto para hombre como para mujer".

Un bonito recuerdo

Alejandra Fernández concluyó que le gustaría ser recordada en Culiacán como una de las más apasionadas dentro del flamenco, que se esforzó por impulsarlo, creando el primer espacio cien por ciento de este baile, donde se forjaron grandes flamencas.