Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Tecnología

Happinss, una aplicación mexicana para reducir el estrés

Videos de 360 grados, entornos naturales, como auroras boreales, playas, cascadas, lagos, es parte de lo que la aplicación, ideada por un grupo de profesionistas, contiene para reducir el estrés laboral.

Por: Cristina Guadalupe Felix Zazueta

Happinss, una aplicación mexicana para reducir el estrés. Foto: Pixabayestr

Happinss, una aplicación mexicana para reducir el estrés. Foto: Pixabayestr

Guadalajara, Jalisco.- Ayudar a las personas a que tengan una mejor paz mental, y de ese modo obtener posibilidades de no llevar los problemas laborales más allá, es parte de lo que Rodrigo Padilla Navarro y su equipo intentan con el desarrollo de su aplicación llamada Happinss, todo esto con la interacción virtual de paisajes que al público pudieran parecerle espectaculares, acompañado de musicoterapia y meditación.

En entrevista exclusiva para esta casa editorial, Padilla, egresado de Administración y Negocios Internacionales en la Universidad Panamericana de Guadalajara, con Especialidad en Design Thinking, en Design Business Innovation Institute, detalló el inicio y las intenciones que han tenido como equipo desde que inició el proyecto, con el objetivo de ayudar a un México estresado, principalmente por las obligaciones laborales.

Mayormente el estrés se genera en el campo laboral. Foto: AFP

Un sueño que arrancó con 700 dólares, pero que a dos años de su creación ha alcanzado una inversión de 200 mil dólares.

El origen

Todo inicia cuando Padilla le preguntó a uno de sus socios qué negocios podrían plantearse para volver a la naturaleza, porque a los dos les encanta acampar, y él tenía una empresa en Canadá en donde se iban a lugares remotos espectaculares a hacer fotografías y tenían más de 200 mil seguidores. 

«Él veía que a la gente le apasionaba la fotografía que él sacaba y le decía que para ellos era un espacio para relajarse y para olvidarse de sus problemas, y de ahí surgió la idea de llevar a la gente a esos lugares de manera virtual, porque si solamente con ver la fotografía tenía un impacto positivo en ellos, nos preguntamos ¿qué pasaría si los llevamos virtualmente?»

La idea fue evolucionando, ya que señala que se dieron cuenta de que la realidad virtual es una herramienta poderosa en donde el cerebro, explica, «realmente  cree que está viviendo lo que está viendo y genera los estímulos fisiológicos y químicos como si realmente sucediera».

Otro aspecto importante es que, en lo personal, tuvo un problema de una crisis depresiva con un familiar muy cercano, lo cual lo llevó a buscar alternativas.

Entre ellas, comenta, probaron una sesión de musicoterapia, y  en solamente una hora la música  tuvo un impacto increíble para su recuperación; de esta forma el investigador concluyó:

Necesitamos hacer esto que yo le llamo un coctel de estímulos sensoriales positivos, en donde al combinar naturaleza, musicoterapia, meditación y técnicas de respiración podríamos llevar a la gente a estados mentales  más positivos, señaló.

La aplicación

Consiste en videos de 360 grados, con entornos naturales, como auroras boreales, playas, cascadas y lagos; con la opción de que los usuarios puedan elegir si agregan una canción de sicoterapia o si quieren agregarle meditación. 

El equipo de colaboradores que trabaja en este proyecto en postproducción y desarrollo son Miguel Ángel Orozco, Rafael Orozco y Everardo Salvador; mientras que en la parte de neurociencias, Marina Ruiz y Diego Chapa.

La herramienta ha sido probada en institutos de autismo, así como en oficinas gubernamentales de Guadalajara, con éxito, señala uno de sus creadores, Padilla Navarro.

El líder del proyecto comenta que están vendiendo la aplicación a empresas con una licencia corporativa, en donde, en función de la cantidad de empleados, es el número de licencias que se les ofrece.

La aplicación Happinss

Esto incluye una renta mensual y se les incluye el paquete donde viene todo el equipo: el visor, el celular, los audífonos. Asimismo, tiene un panel de control en donde el recurso humano de la empresa puede ver el uso que se le está dando, cuánta gente está participando, los niveles de estrés de los colaboradores y cuánto se están reduciendo.

Los emprendedores están acercándose a empresas tecnológicas «con una filosofía tipo Google, de tratar muy bien a los empleados o empresa grandes que tienen un área médica que están en búsqueda de nuevas soluciones que les permitan tener más herramientas de apoyo para tener empleados más contentos y más productivos», explica Navarro. Pero el proyecto es más ambicioso. 

App gratuita y social

El objetivo es llevarlo al consumidor final. De hecho, ya pueden acceder a una aplicación gratuita que pueden descargarla de Apple o de Android sin ningún costo, tienes contenido ilimitado; pero la idea es  que hacia el segundo semestre del año abrirla al consumidor final, dijo. 

El creador de Happinss explica que por el momento el equipo se encuentra haciendo todos los estudios necesario y armando un expediente para tener certificaciones médicas, pues el objetivo final lo tienen claro: «ayudar a la gente a tener un poco más de paz mental, y al tener más paz mental podemos tener un mejor ambiente laboral».

El mercado no es solo México, sino que la aplicación se va a lanzar en otros países, como Estados Unidos; indica Rodrigo «ya estamos comenzando la venta, y la idea es abrirlo a otros países», explicó.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen 350 millones de personas en el mundo diagnosticadas con depresión, expone Padilla, y agrega que hay muchísima gente que no llega a ser diagnosticada.

El joven emprendedor informa que los gobiernos están comenzando a preocuparse por el asunto porque, si bien se atendían problemas de salud, como los  cardiacos, la obesidad y suicidios, expone, estos son solo consecuencia del estrés.

Las secciones de la app

«Es decir, que todavía sigue siendo un estigma social y no van al doctor; y está incrementando en un 20 por ciento anual sostenido el incremento de gente con depresión, y también hay mil  millones de personas en el mundo con altos niveles de estrés.

Y apenas hasta hace un año, dos años, todas las organizaciones de salud y los gobiernos están empezando a entender el gran problema que es». México está estresado, afirma. Es el país que está en primer lugar en proporción al número de población estresada, antes que China y Estados Unidos.

«De hecho, lamentablemente somos el país número uno en proporción al número de población estresada. Ocupamos el lugar número uno, antes que China y Estados Unidos», refiere.

El fantasma de la depresión y el estrés

El creador de esta aplicación tecnológica, que podría significar una ayuda para miles de personas estresadas, expone que un individuo puede tener bajos niveles de estrés, pero no querer levantarse de la cama para acudir a trabajar, por ejemplo.  

Hay muchos síntomas, podría haber niveles depresión sicológica, pero también podría convertirse en algo fisiológico, que dejas que tu cerebro deje de producir litio o serotonina o ciertas sustancias, que es cuando se torna ya en una depresión más complicada, dice.

¿Cuánto tiempo pasa para que alguien tome la decisión de atenderse? Esa es la clave, explica el emprendedor, «yo he escuchado de casos que les ha tomado hasta 10 años tomar la decisión de ir al doctor, pero en promedio un año o dos años», comenta. 

El emprendedor señala que esta aplicación fue posible gracias al trabajo de un equipo multidisciplinario integrado por neurocientíficos, ingenieros computacionales y de administración de empresas: Wang-Tsu Liu, Miguel Ángel Orozco, Marina Ruiz, Rafael Orozco, Everardo Salvador y Diego Chapa.

«Realmente todo el proceso ha sido de estar probando qué puede funcionar y qué no. Lo que sí hicimos fue que, cuando ya tuvimos el producto y que ya estábamos aplicándolo con nuestros neurocientíficos, desarrollamos pruebas clínicas para demostrar realmente la efectividad de este producto, y ahorita estamos en el análisis de los datos; pero los resultados preliminares nos dicen que en una sesión de tan solo 10 minutos la gente está disminuyendo en un promedio de 40 por ciento sus niveles de estrés», expuso.

En esta nota: