Tecnología

Niñas tienen menor acceso a la tecnología que los niños

Mañana se conmemora el día de las niñas en las tecnologías de información y comunicación y en México son ellas las que menos acceso tienen a las TIC

Por  Jazmín Ballesteros

Niñas tienen menor acceso a la  tecnología que los niños(Foto temática: Pixabay)

Niñas tienen menor acceso a la tecnología que los niños | Foto temática: Pixabay

En México, las niñas tienen menos acceso al uso de Tecnologías de Información y Comunicación, esto se debe a la sociedad que se ha forjado bajo los estándares de una cultura machista y misógina que tiene un gran trabajo por hacer para ver la situación de las mujeres, vulnerables y desiguales en muchos sentidos.

El cuarto jueves de abril se conmemora el día de las niñas en las tecnologías de información y comunicación.

Esto nace parte de una iniciativa de la ONU que busca visibilizar la inequidad que existe en todo el mundo respecto de la inclusión de niñas y mujeres en las TIC.

Según datos de la Encuesta sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información y la Comunicación en los Hogares (ENDUTIH), actualmente un 51.5% de los usuarios de Internet son mujeres, un porcentaje ligeramente mayor al de los hombres que representan un universo del 48.5% del total.

Sin embargo, la calculadora de probabilidades de adopción de Tecnologías de la Información y Comunicación, (TIC) y usos de Internet en México del Instituto Federal de Telecomunicaciones, hay una notable diferencia en el campo laboral: de cada 10 hombres que habitan el país, 7 trabajan y por cada 10 mujeres, sólo 3 trabajan y 4 son amas de casa.

Además, el portal de equidad de género de la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), puntualiza que la brecha salarial entre hombres y mujeres asciende a 11 puntos en nuestro país, lo que señala que no sólo existan menos mujeres empleadas, sino que ganan menos que un hombre.

Es por esto que la situación se complica para las niñas y adolescentes, ya que no sólo tienen menos ventaja para dedicarse a una carrera de las llamadas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas por sus siglas en inglés), sino que además de la contracorriente cultural  implica, tendrán que enfrentarse a una desigualdad salarial latente.

Combatir esa desigualdad implica echar una profunda mirada a la realidad y ubicar las causas.