Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Noticias

EU negará visas a investigadores de la Corte Penal Internacional

Las restricciones de visa se aplicarían a cualquier empleado de la corte que tome o haya tomado medidas "para solicitar o promover una investigación de este tipo"

Por: AP

El secretario de Estado Mike Pompeo habla durante una conferencia de prensa en el Departamento de Estado.(Foto: AP)

El secretario de Estado Mike Pompeo habla durante una conferencia de prensa en el Departamento de Estado. | Foto: AP

Washington.- Estados Unidos revocará o negará las visas al personal de la Corte Penal Internacional que intenta investigar o procesar presuntos abusos cometidos por las fuerzas estadounidenses en Afganistán o en otros lugares y puede hacer lo mismo con aquellos que intentan tomar medidas contra Israel, Secretario de Estado Mike Pompeo dijo el viernes.

Pompeo, cumpliendo con una amenaza lanzada en septiembre pasado por el asesor de seguridad nacional John Bolton, dijo que Estados Unidos ya se había movido contra algunos empleados de la corte con sede en La Haya, pero se negó a decir cuántos o qué casos podrían haber estado investigando.

"Estamos decididos a proteger al personal estadounidense y militar y civil aliado de vivir con el temor de un procesamiento injusto por las acciones tomadas para defender a nuestra gran nación", dijo Pompeo

Dijo que cualquier infracción cometida por el personal estadounidense se trataría en los tribunales militares y penales de los Estados Unidos.

Secretario de Estado Mike Pompeo. Foto: AP

Las restricciones de visa se aplicarían a cualquier empleado de la corte que tome o haya tomado medidas "para solicitar o promover una investigación de este tipo", dijo Pompeo.

"Estas restricciones de visa también se pueden usar para disuadir los esfuerzos de la CPI para perseguir al personal aliado, incluidos los israelíes, sin el consentimiento de los aliados", dijo.

El fiscal de la CPI tiene una solicitud pendiente de investigar posibles crímenes de guerra en Afganistán que puedan involucrar a estadounidenses. Los palestinos también han pedido a la corte que presente casos contra Israel.

Hablando directamente con los empleados de ICC, Pompeo dijo: "Si usted es responsable de la investigación propuesta por ICC del personal de los EE. UU. En relación con la situación en Afganistán, no debe asumir que todavía tiene o obtendrá una visa o se le permitirá ingresar a la Estados Unidos."

Imagen ilustrativa. Foto: Pixabay

Ese comentario sugiere que ya se pudo haber tomado una acción contra el fiscal de la CPI que solicitó el año pasado iniciar una investigación formal sobre las denuncias de crímenes de guerra cometidos por las fuerzas de seguridad nacionales afganas, los militantes de la red de los talibanes y haqqani, así como las fuerzas estadounidenses y los oficiales de inteligencia en Afganistán desde mayo de 2003.

Los Estados Unidos nunca han sido miembros de la CPI. La administración Clinton en 2000 firmó el Estatuto de Roma que creó la CPI pero tenía reservas sobre el alcance de la jurisdicción de la corte y nunca lo presentó para su ratificación al Senado, donde había una amplia oposición bipartidista a lo que los legisladores veían como una amenaza a la soberanía de los Estados Unidos.

Cuando George W. Bush asumió el cargo en 2001, su gobierno promovió y aprobó la Ley de Protección de los Miembros del Servicio Americano, que buscaba inmunizar a las tropas estadounidenses de un posible enjuiciamiento por parte de la CPI. En 2002, Bolton, entonces funcionario del Departamento de Estado, viajó a Nueva York para "anular" ceremonialmente el Estatuto de Roma en las Naciones Unidas.

En septiembre, Bolton dijo que la CPI era una amenaza directa para los intereses de seguridad nacional de los EE. UU. Y amenazó a su personal con revocaciones de visas y sanciones financieras si intentaba actuar contra los estadounidenses. Pompeo dijo el viernes que podrían venir más medidas.

"Estamos preparados para tomar medidas adicionales, incluidas sanciones económicas, si la CPI no cambia su curso", dijo, y agregó: "La primera y más alta obligación de nuestro gobierno es proteger a sus ciudadanos y esta administración cumplirá con ese deber". . ”

La CPI no respondió de inmediato al anuncio de Pompeo, pero dijo el año pasado que la amenaza de Bolton "no se desanimó". En el momento señaló que había sido establecido por un tratado respaldado por 123 países y dijo que procesa casos solo cuando esos países no lo hicieron o no lo hicieron "genuinamente". Afganistán es un signatario.

Los partidarios de la corte, el primer tribunal mundial de crímenes de guerra, criticaron el anuncio de Pompeo.

Human Rights Watch lo llamó "un intento tremendo de penalizar a los investigadores" en la Corte Penal Internacional.

"La administración de Trump está tratando de poner fin a la rendición de cuentas", dijo. "Tomar medidas contra aquellos que trabajan para la CPI envía un mensaje claro a torturadores y asesinos por igual: sus crímenes pueden continuar sin control".

Desde su creación, el tribunal ha presentado cargos contra docenas de sospechosos, incluido el ex dictador libio Moammar Gadhafi, quien fue asesinado por rebeldes antes de que pudiera ser arrestado, y el presidente sudanés Omar al-Bashir, acusado de cargos que incluyen genocidio en Darfur. Al-Bashir sigue en libertad, al igual que el señor de la guerra de Uganda, Joseph Kony, quien se encontraba entre los primeros rebeldes acusados por el tribunal en 2005. El tribunal ha condenado a solo ocho acusados.

La corte se ha visto obstaculizada por la negativa de los Estados Unidos, Rusia, China y otras naciones importantes a unirse. Otros han renunciado, incluyendo Burundi y Filipinas.

En esta nota: