“Mi hija trató de estar bien pero volvió a desaparecer y no la volví a ver viva”

Una madre de familia cuenta el calvario que vivió su hija desde que fue secuestrada y el calvario que vive a

Por  Agencia Reforma

La madre de Érika cuenta lo que vivió su hija antes de ser asesinada.Foto Reforma

La madre de Érika cuenta lo que vivió su hija antes de ser asesinada.Foto Reforma

Ciudad México, México.- Érika murió a los 23 años por causas imprecisas. Vivió un calvario desde los 14 años cuando fue secuestrada.

Claudia, madre de la joven indicó que su hija fue privada de su libertad a los 14 años mientras buscaba trabajo y desde entonces padeció adicciones, explotación, violaciones, golpes y un embarazo.

La madre de Érika recuerda que en su momento acudió por casi una década a varios entes federales y de organizaciones civiles, pero sin hallar apoyo para su hija, Erika, pues en ese entonces no había una Comisión de Víctimas capitalina.

 Érika  fue secuestrada cuando le ofrecían trabajo de modelaje, contó su madre.  Después la hallaron en un local de Paseo de la Reforma, con 10 menores más explotadas laboralmente, y fue canalizada a un albergue no oficial.

Érika murió a los 23 años por causas imprecisas. Foto: Pixabay

 "Llega a un refugio, pero ya con problemas de adicciones, porque el tratante les daba activo para aguantar de 50 a 60 relaciones sexuales", contó Claudia.

 La menor logró escapar, sin rehabilitarse, y llegó a un grupo de personas en situación de calle en los puentes de Taxqueña.

 Tras años de adicciones, su familia logró trasladarla a un albergue infantil al norte del País, donde estuvo hasta los 18 años.

 A su regreso, lamenta Hernández, no pudo acceder a grupos de ayuda y conoció al "Pelos", quien la embarazó y la golpeaba.

 "Después buscamos ayuda, vinimos a la CEAV y nos dijeron que no había mucho qué hacer, mi hija trató de estar bien, estaba en la casa con nosotros, pero después recibía amenazas, llamadas y mensajes, hasta que volvió a desaparecer y no la volví a ver viva", agregó.

 Érika estaba en situación de calle cuando tuvo a su bebé, y meses después, agregó su mamá, fue hallada sin vida en una vivienda en Benito Juárez. Su hijo aún está desaparecido.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo