Padre recibe de milagro riñón de hijo que murió en accidente

El muchacho, semanas antes del accidente, trataba de perder peso para calificar dentro del trasplante

Por  El Debate

Foto: AFP

Foto: AFP

Tennessee.- Nathan Davis había estado tratando de perder peso con la esperanza de que pudiera cumplir con los criterios para donar uno de sus riñones. Después de todo, sabía lo mucho que lo necesitaba su padre.

Un accidente automovilístico interrumpió esos planes y envió a Nathan al Centro Médico de la Universidad de Tennessee con una lesión grave en la cabeza. El joven de 23 años murió allí la madrugada del domingo, poniendo fin a un emotivo período de cuatro días en el que su familia apenas se apartó de él.

Agotada, desorientada y entumecida, su madre, Julia, fue a su casa y se quedó dormida. Horas más tarde, ella se despertó con una llamada telefónica de un miembro del equipo de trasplante, quien le dijo las buenas noticias: Nathan y su padre eran compatibles.

Es lo más paradójico que puedo imaginar, estar tan completamente devastado en una parte de tu corazón y tan lleno de alegría en otra parte de tu corazón al mismo tiempo, dijo Julia Davis.

"No puedo describirlo, pero fue como un hilo de electricidad que me atravesó cuando me dijo eso. Y me hizo llorar".

La noche del 8 de enero, Nathan era el pasajero de un automóvil conducido por Aaron Dinguss, de 19 años, descrito por Julia Davis como amigo y compañero de cuarto de su hijo. Alrededor de las 8 de la noche, el automóvil se dirigía hacia el este en Beard Valley Road, a las afueras de Maynardville, cuando dejó la carretera y chocó contra un árbol, según un informe del accidente de la Patrulla de Caminos de Tennessee.

Dinguss es sospechoso de conducir bajo la influencia de drogas y alcohol, según el informe, que dice que se solicitaron análisis de sangre y que hay cargos penales pendientes. Dinguss, quien resultó herido en el accidente, fue tratado y dado de alta del Centro Médico de UT.

Julia Davis luego se acercó a Facebook para compartir cómo supo del accidente cuando un oficial de policía llamó a su puerta a las 4 a.m. del día siguiente. Cómo ella, su esposo, Luther y su hija, Gabbie, corrieron al hospital, donde una enfermera explicó detalladamente la gravedad de las lesiones de Nathan.

Para todos aquellos que han pasado más de unos pocos minutos con Nathan, saben que su ingenio, su destreza y su destello de destreza son rápidos, su voluntad de aceptar a todos con el debido respeto y amabilidad es asombrosa para mí, escribió la madre.

De hecho, los amigos y los miembros de la familia describieron a Nathan como amigable, divertido e ingenioso, alguien que siempre estaba dispuesto a poner a los demás antes que a sí mismo. Era joven y todavía estaba tratando de averiguar qué quería hacer en la vida.