Salud

Alimentos que pueden producir diabetes en niños

Estos alimentos debes evitar, además de procurar una adecuada actividad física

Por  Juan Leyva

La insulina ayuda a controlar la diabetes. Foto ilustrativa. Pixabay.

La insulina ayuda a controlar la diabetes. Foto ilustrativa. Pixabay.

Hasta hace unas décadas, la diabetes era considerada una enfermedad exclusiva de los adultos, sin embargo los casos de niños con esta diabetes va en aunmento. Una dieta poco sana es un factor que puede ayudar a desarrollar esta enfermedad, pero existen cierto tipo de alimentos que debes evitar al máximo para que tus hijos no desarrollen diabetes infantil. 

Un reporte de la Secretaría de Salud en 2018 indicó que 3 de cada 10 niños en México tienen diabetes y que cada año mueren 105 mil mexicanos por su causa. 

La obesidad, alimentación desbalanceada y la escasa actividad física aumentan la posibilidad de desarrollar diabetes

Estos son los alimentos que tus hijos deben dejar de consumir par aevitar la diabetes infantil: 

  • Alimentos azucarados. Estos alimentos abonan a la obesidad, misma que conduce al desarrollo de diabetes tipo II, por ello debes evitarlos a toda costa, en este grupo de incluyen refrescos y jugos enlatados. Como opción, ofrécele a tu hijo alimentos con bajo contenido en grasas y calorías. Concéntrate en las frutas, los vegetales y los cereales integrales. Intenta que consuma alimentos variados para no aburrirse.
  • Comida rápida. Este tipo de alimentos están compuestos en su mayoría altas cantidades de sodio y azúcar que contribuyen al sobrepeso, además alienta a tu hijo a empezar a hacer actividad física. Inscríbelo en un equipo deportivo o en clases de danza o busca cosas activas para hacer juntos.

La diabetes infantil puede pasar desapercibida por años, algunos niños pueden manifestar estos síntomas: 

  • Aumento de la sed y necesidad de orinar con frecuencia. El exceso de azúcar que se acumula en el torrente sanguíneo de tu hijo extrae líquido de los tejidos. Como resultado, probablemente tu hijo tenga sed, y beba y orine más de lo habitual.
  • Pérdida de peso. Sin la energía que proporciona el azúcar, los tejidos musculares y las reservas de grasa simplemente se reducen. Sin embargo, el adelgazamiento es menos frecuente en los niños con diabetes tipo 2 que en los niños con diabetes tipo 1.
  • Fatiga. La falta de azúcar en las células de tu hijo puede hacer que se sienta cansado y aletargado.
  • Visión borrosa. Si el nivel de azúcar en sangre de tu hijo es demasiado alto, el líquido del cristalino de los ojos de tu hijo podría ser extraído. Es posible que tu hijo no sea capaz de enfocar con claridad.
  • Llagas que tardan en sanar o infecciones frecuentes. La diabetes tipo 2 afecta la capacidad de tu hijo de sanar y resistir a las infecciones.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo