Acosadora habría enviado 159 mil mensajes de texto a un hombre

La mujer fue retenida por la policía, ya que en muchos mensajes se leía a la mujer diciendo que quería "bañarse en su sangre"

Por  El Debate y Andres Rodriguez

Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

Arizona.-Una mujer de Phoenix envió a un hombre que conoció en un sitio web de citas más de 159,000 mensajes de texto, incluido uno que indica que ella quería convertir sus riñones en sushi.

Según los documentos policiales obtenidos por la República de Arizona, Jacqueline Ades supuestamente le envió los mensajes al hombre en un período de casi 10 meses.

Originalmente, había sido acusada de enviarle más de 65,000 mensajes de texto, pero el número era más del doble. Los registros de arresto indicaron que la mujer "mostraba signos de enfermedad mental", informó el periódico.

Ades conoció a la víctima, un hombre de Paradise Valley que no fue identificado, a través de Luxy, un sitio de citas para millonarios.

Los dos fueron a una cita, pero Ades supuestamente se enamoró y continuó persiguiéndolo. Sin embargo, el hombre, que se dice que es el CEO de una compañía de productos para el cuidado de la piel, no estaba interesado en una relación. El hombre llamó a la policía en julio de 2017 cuando descubrió a Ades estacionado afuera de su casa.

Después de que llamó a la policía, Ades supuestamente comenzó a enviarle mensajes de texto amenazadores, incluido uno que decía: "Haría sushi fuera de tus riñones y palillos fuera de tus huesos de las manos", se lee en un texto.

En otro texto, ella dijo que quería lavarse en su sangre, según FOX 10. “¡Oh, qué haría yo con tu sangre! Me gustaría bañarme en ella", se lee en un texto, de acuerdo con documentos de la corte.

El hombre llamó a la policía en abril de 2018 después de que las imágenes de vigilancia de su casa mostraban a Ades bañándose en su bañera mientras él estaba de viaje.

La policía de Paradise Valley arrestó a Ades y también descubrió un gran cuchillo de carnicero en su vehículo. Más tarde fue acusada de entrada ilegal en primer grado de una estructura residencial.