Así murió JonBenét, pederasta confiesa crimen 22 años después

El asesinato de JonBenét se ha convertido en todo un mito, el pederasta Gary Oliva confesó ser culpable

Por  Sheila Guzmán

Así murió JonBenét, pederasta confiesa crimen 22 años después.Foto: AP

Así murió JonBenét, pederasta confiesa crimen 22 años después.Foto: AP

Estados Unidos.- Después de 22 años del asesinato de JonBenét hay un asesino confeso, un pederasta de 54 años de edad que asegura murió accidentalmente.

Gary Oliva actualmente se encuentra cumpliendo una condena de 10 años por pornografía infantil, por muchos años ha sido sospechoso del crimen que se ha vuelto un mito y es hasta hoy que decide hablar.

JonBenét era una popular niña que destacaba en los concursos de belleza y desde su muerte surgieron diversas hipótesis en las que incluso mostraban como responsables a sus padres o su hermano.

Así murió JonBenét, pederasta confiesa crimen 22 años después.Foto: AP
Así murió JonBenét, pederasta confiesa crimen 22 años después.Foto: AP

La niña fue encontrada sin vida en su casa en Colorado en diciembre de 1996, la noticia consternó a nivel global.

JonBenét fue estrangulada, su cuerpo presentaba golpes y fue ocultado bajo una manta. En el cuello de la niña había un cordón y sus muñecas estaban atadas sobre su cabeza.

Nunca amé a nadie como lo hice con JonBenét, pero la dejé escapar, le partí la cabeza y la vi morir. Fue un accidente, escribió el asesino confeso en una carta.

La carta fue revelada por DailyMailTv y en ella, Oliva agregó que la niña tenía una “piel hermosa y resplandeciente” y el “cuerpo divino de Dios”.

Me declaré culpable del asesinato de JonBenét, así como los innumerables cargos de agresiones y abusos sexuales contra muchos niños, hubo varios acuerdos entre yo y el tribunal que firmé en muchas páginas.

Las cartas fueron enciadas al publicista musical Michael Vail y ahora han sido mostradas a la policía de Boulder.

El Departamento de Policía de Boulder está al tanto y ha investigado la posible participación del Sr. Olivas en este caso, declaró un portavoz de la policía.

Las autoridades creen que la niña de seis años fue asesinada en Navidad, esa noche sus padres organizaron una fiesta en casa.

A la mañana siguiente la madre de JonBenét encontró una nota que pedía un rescate por la menor; sin embargo, la letra no coincide con la del confeso agresor.

En un informe policial consta que el acusado tenía cientos de fotos de la niña en su celular.