Michael Cohen aplaza audiencia ante el Congreso alegando "amenazas" de Trump

Por  AFP . y Sheila Guzmán

Nueva York, 23 Ene 2019 (AFP) - El exabogado de Donald Trump Michael Cohen, quien debía testificar el 7 de febrero ante el Congreso de Estados Unidos, decidió posponer su audiencia debido a "amenazas contra su familia" por parte del presidente estadounidense, indicó el miércoles su abogado Lanny Davis. 
"Este es un momento en que el señor Cohen tuvo que poner primero la seguridad de su familia y la suya propia", indicó Davis, sin precisar la naturaleza de las amenazas. 
El testimonio de Cohen, quien trabajó 10 años para la Organización Trump y fue condenado a tres años de prisión por comprar el silencio de las presuntas exmujeres del magnate neoyorquino durante la campaña presidencial de 2016, se ha vuelto potencialmente peligroso para el mandatario.  
"Debido a repetidas amenazas contra su familia de parte del presidente Trump y de (su abogado Rudy) Giuliani, este fin de semana, y debido a la continua cooperación de Cohen con las investigaciones en curso", su audiencia "se pospuso para una fecha posterior", indicó Davis en un comunicado enviado a la AFP. 
La fecha para esta nueva audiencia al parecer explosiva, prevista ante las comisiones responsables de la supervisión de la Cámara de Representantes, aún no ha sido fijada,  
Jamie Raskin, representante demócrata por el estado de Maryland en el Congreso que es parte de este comité, consideró de inmediato "inaceptable" todo intento de intimidación de parte del presidente estadounidense. 
"Si es verdad, y las declaraciones del presidente amenazando a Michael Cohen y su familia son evidentes intentos de obstruir a la justicia, se trata de un flagrante ataque al estado de derecho. Llamo a mis colegas, demócratas y republicanos, a rechazar esta nueva falta de respeto presidencial a la Constitución, al gobierno democrático y a la separación de poderes", tuiteó Raskin. 
Cohen, casado y con dos hijos, se declaró culpable en agosto de fraude fiscal y bancario y de violación a la política de financiación electoral, como resultado de los pagos a presuntas amantes que, según afirmó, realizó a pedido de Trump.  
Fue condenado a tres años de prisión en diciembre, pero se le concedió no comenzar a cumplir su sentencia hasta el 6 de marzo para continuar cooperando con la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre una posible colusión del equipo de campaña de Trump con Rusia.