Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Política

"Si quiere abrir el gobierno, debe abandonar el muro": Chuck Schumer

El acuerdo para la reapertura del gobierno de los Estados Unidos parece cada vez más lejano; el senador señala que la solución es desistir del muro

Por: AP

"Si quiere abrir el gobierno, debe abandonar el muro": Chuck Schumer. Foto: AP

Estados Unidos.- El presidente Donald Trump y líderes del Congreso continúan estancados en una disputa sobre los planes del mandatario de un muro en la frontera con México, sin que el sábado se registraran avances; es por ello que el cierre parcial del gobierno federal podría prolongarse hasta Navidad.

El senador Chuck Schumer destacó que si Donald Trump desea abrir el gobierno debe abandonar la idea del muro fronterizo.

Hubo una contraoferta para los demócratas después de que ambas partes intercambiaron propuestas en los últimos días, por ello el vicepresidente Mike Pence llegó al Capitolio. En la Casa Blanca, Trump escuchó señales mixtas durante un almuerzo con legisladores conservativos; algunos querían luchar por la construcción del muro, mientras que otros preferían avanzar hacia la reapertura del gobierno. El Senado, que tuvo una inusual sesión de fin de semana junto con la Cámara de Representantes, levantó sesión hasta Nochebuena, pero no tendrá una sesión plenaria hasta el 27 de diciembre.

"Si quiere abrir el gobierno, debe abandonar el muro": Chuck Schumer. Foto: AP

Ni siquiera una medida temporal para mantener al gobierno en actividades durante unos cuántos días en lo que se llevaban a cabo las negociaciones parecía cercana.

Todo puede ocurrir, dijo el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell.

Sin embargo, la resolución parece muy lejana. El presidente de la Comisión de Asignaciones Presupuestarias, el senador republicano Richard Shelby, dijo que “no es probable” un final prematuro al cierre de gobierno.

No creo que haya un acuerdo inminente, dijo Shelby a los reporteros.

Donal Trump hizo la petición de 5 mil millones de dólares para un muro, pero los demócratas en el Congreso se rehusaron a acceder, lo que generó un caos para los republicanos en los últimos días de sus dos años de reinado al frente del gobierno.

Por su parte Trump tuiteó, Estoy en la Casa Blanca, trabajando duro.

El presidente estadounidense albergó un almuerzo con legisladores conservadores, incluyendo líderes de la banca Freedom de la Cámara de Representantes Mark Meadows y Jim Jordan, y varios senadores, incluyendo a Lindsey Graham de Carolina del Sur. No se incluyó entre los invitados a la cúpula republicana ni a ningún demócrata.

Mike Pence recorrió el Capitolio nuevamente para buscar un acuerdo. El demócrata de mayor rango en el Senado, Chuck Schumer, se reunió con Pence a solicitud de la Casa Blanca, de acuerdo a la oficina de Schumer.

 


Shelby dio a conocer que ambas partes han intercambiado contraofertas durante los últimos días y que Pence llevaba una nueva de la Casa Blanca. Pence salió del lugar poco después.

El senador Schumer destacó que el “cierre de Trump” podría terminar de inmediato si el presidente simplemente abandona su exigencia de fondos para lo que fue parte central de su campaña. Trump había prometido que México pagaría el muro, pero México se ha negado en varias ocasiones.

Si quiere abrir el gobierno, debe abandonar el muro, dijo Schumer.

Los demócratas dijeron que estaban abiertos a otras propuestas que no incluyan el muro, que de acuerdo a Schumer es demasiado costoso e impopular. Ya ofrecieron mantener los niveles existentes de gastos por mil 300 millones de dólares para cercado fronterizo y otras medidas de seguridad.

Trump continúa reforzando su idea de un muro y tuiteó que la “crisis de actividades ilegales” en la frontera sur de Estados Unidos es “real y no se detendrá hasta que construyamos una gran barrera de acero o muro”.

Por su parte los líderes republicanos se han mantenido al margen de las negociaciones, y McConnell inició su intervención en el Senado diciendo que cualquier pacto para reabrir el gobierno requeriría de la aprobación demócrata y de la firma del presidente.

El cierre parcial de gobierno ha bloqueado fondos para nueve de los 15 departamentos a nivel gabinete y decenas de agencias, incluyendo el Departamento de Seguridad Nacional, el de Transporte, del Interior, Agricultura, de Estado y de Justicia.

En esta nota: