Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Política

Wall Street cierra su peor año desde 2008

La paralización parcial de la Administración estadounidense por una falta de acuerdo entre republicanos y demócratas ha influido en estos decensos

Por: El Debate

Foto: AFP

Foto: AFP

Nueva York, 31 dic (EFE).- La Bolsa de Nueva York cerró hoy su última sesión de 2018, un año de gran volatilidad en el que Wall Street pasó de registrar récords en sus indicadores bursátiles a marcar sus peores doce meses en una década, debido al temor a una ralentización de la economía global.

Entre enero y diciembre, el Dow Jones se dejó en torno al 5,6 %, el S&P 500 un 6,2 % y el Nasdaq un 3,9 %, las peores caídas desde 2008, cuando los tres índices se dejaron un 33,8 %, un 38,5 % y un 40% respectivamente.

El Dow Jones, que en enero enlazó nueve marcas históricas, cerraba la última sesión de 2018 con 23.327,46 enteros, muy lejos de los 26.951,81 puntos hasta donde llegó el techo del principal indicador de la Bolsa neoyorquina.

Foto: AFP

Por su parte, como apuntan los analistas, el Dow y el S&P 500 entraron en pérdidas tras tres años consecutivos de ganancias, mientras que el Nasdaq llevaba sin ver los números rojos desde hacía un sexenio.

Si a finales de agosto, Wall Street celebraba estar viviendo el ciclo alcista más largo de la historia, desde el 9 de marzo de 2009, en septiembre las cosas empezarían a torcerse para los inversores.

Sin duda, el último cuarto del año fue el peor para el parqué con pérdidas de dos dígitos para todos los índices. En los últimos meses del año, el Dow se dejó más del 11 %, el S&P 500 casi un 14 % y el Nasdaq un 17,5 %.

Foto: AFP

Y en este periodo, diciembre se llevó todos los récords negativos marcado por la alta volatilidad y los bruscos rebotes que llevaron a los tres índices a registrar caídas de más del 8 %.

La paralización parcial de la Administración estadounidense por una falta de acuerdo entre republicanos y demócratas sobre los presupuestos, también ha pesado en los intercambios de Wall Street.

Pero sobre todo, la gran sombra que planea sobre el barrio económico de Nueva York es el miedo a una desaceleración en la economía a nivel mundial, como adelantan algunas previsiones y sobre la que podría afectar directamente un eventual fracaso de las negociaciones entre Washington y Pekin.

Unos temores que si bien parecen haberse visto mitigados en la última sesión del año, serán heredados por 2019.

En esta nota: