Viajes

Pueblos mágicos a menos de dos horas de la CDMX para visitar el próximo puente escolar

Si el próximo puente escolar no quieres caer en el clásico "acapulcazo", estos pueblos mágicos serán buena opción para visitar por su cercanía a la CDMX

Por El Debate

-

Cada que se acercan las vacaciones o un fin de semana largo en la escuela lo primero que piensa la gente es en una “escapada a Acapulco” para dejar el estrés de las clases, o del trabajo, pero aquí tenemos una lista de pueblos mágicos a menos de dos horas de la CDMX que podrás disfrutar.

Por su proximidad con la capital del país, empecemos con los del Estado de México, donde te tenemos tres opciones de pueblos mágicos cercanos, siendo el primero Tepotzotlán, de donde seguramente has oído hablar.

Y es que a tan solo hora y media de la CDMX encontrarás en Tepotzotlán para todos los gustos, pues lo primero que debes hacer es disfrutar de su gastronomía y, por supuesto, de sus tradicionales nieves de los más diversos sabores.

Ahora que, en cuestión de sitios a visitar, ahí mismo encontrarás el Museo Nacional del Virreinato, o el antiguo convento de Francisco Javier, y además, puedes recorrer alguna de sus parroquias y terminar en la Plaza de la Cruz, donde hallarás la cruz de piedra labrada con las escenas de la pasión de Cristo.

Nuestra segunda opción es Ixtapan de la Sal, a una hora y 50 minutos de la CDMX, donde su principal atractivo son las aguas termales, y es que también ahí encontrarás parques acuáticos de éstas, balnearios, donde a la par de divertirte disfrutarás de los beneficios de un buen baño con barro, aunque también ahí tienen servicios de masaje y fisioterapia, spa y campos de golf, para el desestrés.

Pero, aunque las aguas termales son lo icónico del lugar, en Ixtapan de la Sal también podrás visitar la Laguna Verde o, a pocos minutos, el pueblo de Malinaltenango, y, en Ixtapan, la parroquia de la Asunción de María y el Monumento a los Mártires de Ixtapan, entre otras cosas.

Por último está El Oro, aunque a dos horas de la CDMX, con gran historia minera, pues nació en el siglo XVIII a causa de esta actividad, teniendo su mayor “despegue” durante el Porfiriato, cuando se descubrió en sus minas una importante veta de oro, lo que se ve reflejado hasta nuestros días en su arquitectura, pues edificios como el Palacio Municipal, con su mezcla de elementos art nouveau y neoclásicos hacen que sea considerado por el Instituto de Antropología e Historia (INAH), como un monumento histórico.

En este marco también está el Teatro Juárez, con decoración morista y neoclásica, aunque no se queda atrás el Museo de la Minería, o el Tiro Norte, que funciona a la vez como mirador del panorama y además su piso de vidrio te permite ver al interior de la mina, mientras que a 10 minutos está la presa Brockman, donde podrás rentar una lancha y disfrutar del agua o una bicicleta de montaña o caballo y dar un paseo por el bosque.

En Hidalgo

Ahora llegó el turno de Mineral del Chico, en la sierra de Hidalgo, donde se junta tanto la historia de la minería en la entidad con una gran riqueza natural. Aquí, puedes iniciar con el paseo del turibús, en el centro del pueblo, donde conocerás tanto la historia como las leyendas del lugar, para después pasar a la mina San Antonio, donde podrás conocer a fondo cómo es la Tierra por dentro.

Te recomendamos leer:

Después está también el Parque Nacional El Chico, con sus pinos, encinos y oyameles entre los que destaca el mirador natural de Peña El Cuervo, o el Cedral, a orillas de la presa, donde podrás rentar lanchas y cuatrimotos para jugar en el agua. 

Síguenos en