Viral

Video. Así reaccionan estos bebés sordos al escuchar por primera vez

Llanto, asombro, alegría, risas y más, así reaccionaron varios bebés al escuchar por primera vez 

Por  Valeria Estrada

Video. Así reaccionan estos bebés sordos al escuchar por primera vez/Foto: Pixabay

Video. Así reaccionan estos bebés sordos al escuchar por primera vez/Foto: Pixabay

Risas, llanto, asombro, alegrías, son algunas de las reacciones que tuvieron unos pequeños bebés al escuchar por primera vez con ayuda de un audífono amplificador. 

El siguiente video, el cual ha recorrido las redes sociales desde hace tiempo, se ve la reacción de estos pequeños, reacciones que nos llenan de emoción y hasta nos dan ganas de llorar al ver sus caritas. 

La felicidad de estos pequeños al escuchar por primera vez es tan hermosa, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo existen alrededor de 32  millones de niños sordos, mucho de ellos no tienen acceso a una buena atención médica. 

 Causas de la perdida de audición y sordera

  1. Causas congénitas

Las causas congénitas pueden determinar la pérdida de audición en el momento del nacimiento o poco después. La pérdida de audición puede obedecer a factores hereditarios y no hereditarios, o a complicaciones durante el embarazo y el parto, entre ellas:

  • rubéola materna, sífilis u otras infecciones durante el embarazo;
  • bajo peso al nacer;
  • asfixia del parto (falta de oxígeno en el momento del parto);
  • uso inadecuado de ciertos medicamentos como aminoglucósidos, medicamentos citotóxicos, antipalúdicos y diuréticos;
  • ictericia grave durante el período neonatal, que puede lesionar el nervio auditivo del recién nacido.

   2. Causas adquiridas

Las causas adquiridas pueden provocar la pérdida de audición a cualquier edad.

  • Algunas enfermedades infecciosas, como la meningitis, el sarampión y la parotiditis;
  • la infección crónica del oído; la presencia de líquido en el oído (otitis media);
  • el uso de algunos medicamentos, como los empleados para tratar las infecciones neonatales, el paludismo, la tuberculosis farmacorresistente y distintos tipos de cáncer;
  • los traumatismos craneoencefálicos o de los oídos;
  • la exposición al ruido excesivo, por ejemplo en entornos laborales en los que se trabaja con maquinaria ruidosa o se producen explosiones;
  • la exposición a sonidos muy elevados durante actividades recreativas, como el uso de aparatos de audio personales a un volumen elevado durante períodos prolongados de tiempo, o en bares, discotecas, conciertos y acontecimientos deportivos;
  • el envejecimiento, en concreto la degeneración de las células sensoriales; y
  • la obstrucción del conducto auditivo producida por cerumen o cuerpos extraños.

En los niños, la otitis media crónica es una causa común de pérdida de audición.